28 de junio de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 19:10
Empresas > Tecnología

El 90% de la población desconoce los síntomas de la apnea del sueño

Philips y Separ organizan un ciclo de coloquios para conciencias sobre las enfermedares respiratorias

Un paciente descansa con una mascarilla para tratar la apnea del sueño.
El 90% de la población desconoce los síntomas de la apnea del sueño
Redacción
Jueves, 30 de marzo de 2017, a las 16:00
Philips Ibérica ha decidido asociarse en 2017 con la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) para organizar un ciclo de coloquios bajo el título Philips Live! #Inspira, una iniciativa que busca concienciar a la población acerca de la importancia de las enfermedades respiratorias. En el Innovation Space de Philips ha tenido lugar el primero de los coloquios, donde un grupo de neumólogos y enfermeras han compartido diferentes conclusiones acerca de una de las patologías respiratorias más comunes y que más dificultan el descanso nocturno: la apnea del sueño.

La apnea es, junto al insomnio, el trastorno del sueño más prevalente que se sufre en España y que afecta a un alto porcentaje de la población que en un 70 por ciento no está diagnosticada ni tratada. Dormir mal trae consecuencias negativas para la salud como problemas cardiovasculares, metabólicos y una mayor siniestralidad en el trabajo y en la conducción. La importancia de ser consciente de un mal o buen descanso es vital para el correcto diagnóstico de cualquier patología y para el seguimiento y correcta adherencia al tratamiento.

El sueño como derecho

Uno de los principales retos que se han expuesto ha sido la necesidad de educar y concienciar acerca de qué implica el sueño y el descanso. Según Carlos Egea, neumólogo y coordinador del área de sueño, ventilación mecánica no invasiva y cuidados respiratorios críticos de SEPAR, el sueño en España es una necesidad biológica a la que no se presta atención: “Es necesario que la sociedad identifique aquello por lo que no consigue el objetivo del bienestar y para ello hay que difundir en la población la idea de que el sueño es un derecho y el pilar fundamental de la salud”.

"La calidad del sueño es imprescindible para el correcto descanso y también para que esto luego repercuta en calidad de vida"



En España, el sueño es un hábito de vida que se percibe como una obligación y al que no se le da la importancia que se merece. “La calidad del sueño es imprescindible para el correcto descanso y también para que esto luego repercuta en la calidad de vida de una persona. Es muy importante que la población sea consciente de que no es cuestión de las horas que pases tumbado, sino de la calidad del descanso. Cada persona tiene diferentes necesidades y esto es algo que cada uno debe identificar”, señalaba Luisa Pareja, enfermera de la Unidad de Sueño del Hospital Infanta Leonor.

Según afirmaron los expertos, el 90 por ciento de la población desconoce lo que es la apnea del sueño, en qué consiste este trastorno o sus síntomas. La formación y educación, los avances en investigación, apertura de unidades especializadas y las acreditaciones a médicos son aspectos fundamentales para fomentar la importancia del sueño.

Mejorar la adherencia es clave

La base para la correcta adhesión al tratamiento se encuentra en el seguimiento del especialista, en el papel activo del paciente y en la inmediatez del diagnóstico. “Si un paciente se va informado y arropado con la información de por qué descansa mal, la adherencia es mejor. Es imprescindible ser rápido y cercano, dar tiempo al paciente para que asimile la enfermedad y también darle todas las soluciones y alternativas posibles. El paciente tiene que hacer preguntas”, señalaba Mª Jesús Mendoza Ortiz, enfermera de la Unidad de Sueño. Fomentar el autocuidado y quitar la estigmatización de la apnea del sueño es el objetivo perseguido por asociaciones, médicos e instituciones. El paciente puede llegar a ser concienciador y promotor de salud compartiendo experiencias ya que la formación es necesario que parta de todos los niveles.

El papel de la tecnología en la adherencia al tratamiento de la apnea del sueño es también un aspecto importante al que prestar atención y que busca no esclavizar al paciente. Dentro de los tratamientos más empleados en la apnea del sueño, el más usado es el CPAP, un dispositivo que produce un flujo de aire con una presión fija que evita los episodios de paradas respiratorias que caracterizan el trastorno. “La medicina personalizada es la próxima meta en cuanto a avances tecnológicos. Que cada paciente se conozca a sí mismo y sepa ajustar según sus necesidades distintos parámetros de la máquina, la monitorización desde el equipo vía telemática y la solución a distancia de problemas”, señalaba Mª Fernanda Troncoso, neumóloga, especialista en trastornos del sueño de la Unidad Multidisciplinar de Sueño en el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz.

El uso del CPAP es un tratamiento prescrito por médicos especialistas por su alta eficacia en pacientes de apnea del sueño. Los avances tecnológicos, acompañando a los objetivos comunes entre médico y paciente, deben atender a las necesidades de las personas a las que van dirigidas. A corto plazo, hay de buscar que los dispositivos sean más silenciosos, menos aparatosos y que sepan gestionar la información recibida por sí mismos. La tecnología debe participar en la idea de que la salud no es una esclavitud haciendo todo más flexible y cómodo.