Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Empresas > Tecnología

Dräger impulsa un sistema de monitorización térmica continua

El sensor se conecta a la frente del paciente y en cuestión de minutos ofrece mediciones fiables

Michael Karsta, director general de Dräger Iberia.
Dräger impulsa un sistema de monitorización térmica continua
Redacción
Jueves, 31 de marzo de 2016, a las 16:20
Dräger presenta un nuevo sistema de monitorización de la temperatura del paciente que puede usarse tanto en quirófano, sala de recuperación, UCI, cuidados subagudos o plantas de hospitalización. El sensor se conecta a la frente del paciente y en cuestión de minutos ofrece mediciones fiables,  precisas y continuas, lo que supone más seguridad para el paciente y menor coste al reducir el riesgo de hipotermia e infecciones.
 
Los sistemas actuales de medición de temperatura central del paciente son invasivos y complejos, como las sondas o catéteres. El Tcore utiliza tecnología flux térmica única de sensor doble que, tras un breve periodo de preparación, puede calcular la temperatura corporal de manera continua y con la máxima precisión. Solo hay que colocar un simple electrodo auto-adhesivo en la frente del paciente. Este electrodo desechable puede conectarse a casi cualquier monitor actual de Dräger a través de un adaptador alimentado por una batería, por lo que no es necesario contar con una pantalla especial.
 
Se trata de una importante innovación de Dräger a la hora de controlar y mantener la temperatura central del paciente ya que en una gran variedad de situaciones clínicas, es necesario contar con un método preciso y no invasivo. A menudo muchos pacientes padecen hipotermia leve o moderada debido a los procedimientos clínicos.

Según diversos estudios, los pacientes con hipotermia moderada durante el proceso de tratamiento permanecen más tiempo en las salas de recuperación y en la UCI y necesitan más analgésicos que los pacientes que han mantenido una temperatura central normal. Manteniendo la temperatura adecuada para el paciente, se reduce la posibilidad de padecer infecciones y complicaciones, así como el coste total del tratamiento.