20 de noviembre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 19:00
Empresas > Tecnología

Dräger diseña un plan formativo contra las infecciones nosocomiales

Propone el uso de material médico desechable, entre otras medidas

Según la compañía, la higiene representa un concepto integral que se ha de aplicar consecuentemente.
Dräger diseña un plan formativo contra las infecciones nosocomiales
Redacción
Lunes, 20 de junio de 2016, a las 12:10
La compañía Dräger ha diseñado un programa de prevención de infecciones intrahospitalarias que incluye la formación del profesional de la salud en el uso de la tecnología médica, una variable muy relacionada con la higiene del material y la seguridad del paciente.

De acuerdo con fuentes de la compañía, la experiencia de Dräger durante años en la manipulación y uso correcto de dispositivos médicos ha dado pie a una serie de conclusiones de las que se nutre el plan para combatir las complicaciones nosocomiales, entre otras las que siguen.

En equipos tecnológicos de alto riesgo, como las máquinas respiratorias, “informar al equipo de seguridad e higiene del hospital de los criterios para la preparación de accesorios de respiración artificial contribuye de forma directa a reducir del riesgo de infección”.

Por otra parte, la introducción de productos desechables o de un solo uso responde a otro de los planteamientos ofrecidos por la compañía, así como ofrecer un juego de accesorios completo de productos desechables, lo cual, según se ha demostrado en la Clínica Magdeburg en Alemania –citada por Dräger– contribuye a evitar el aumento de transmisión de infecciones.

“En muchas ocasiones resulta imposible desinfectar al cien por cien algunos materiales y resulta recomendable optar por no reutilizar estos componentes que deben cambiarse para cada paciente como pueden ser los tubos flexibles, mascarillas, válvulas o trampas de agua por ejemplo”, han subrayado desde Dräger.

Uso de accesorios conforme a los estándares de higiene

Asimismo, la compañía menciona “el uso de accesorios compatibles que favorezcan estándares de higiene” como otro aspecto relevante para combatir los eventos adversos de esta naturaleza asociados a la estancia hospitalaria: “Un ejemplo de una importante innovación en los últimos años es el uso de los filtros HME que reducen el agua condensada en el sistema de tubos flexibles evitando favorecer la formación de agentes patógenos y retienen además el 99,99 por ciento de todos los virus y bacterias impidiendo que contaminen el aire”.

Por último, “el concepto integral de higiene debe evaluarse y mejorar constantemente, y los especialistas en tecnología médica y en higiene, así como los médicos, han de colaborar de forma solidaria y creativa para llevar juntos a la práctica la estrategia de protección multibarrera necesaria para prevenir infecciones”, han concluido.