24 mar 2019 | Actualizado: 19:00

"Sin proteger la confidencialidad no se puede desarrollar nueva tecnología"

Fenin valora "positivamente" la nueva Ley de Secretos Empresariales, que entra en vigor el 13 de marzo

Margarita Alfonsel, secretaria general de Fenin.
"Sin proteger la confidencialidad no se puede desarrollar nueva tecnología"
lun 11 marzo 2019. 11.10H
El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó recientemente la nueva Ley de Secretos Empresariales, que afecta principalmente a los sectores más innovadores, como la tecnología sanitaria o la industria farmacéutica, donde los secretos empresariales adquieren un gran valor. Desde Fenin valoran "positivamente" esta nueva regulación, según aseguran fuentes de la Federación a Redacción Médica.

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria apuesta por que "exista la máxima transparencia en las actividades y actuaciones de las empresas", sin embargo, acogen de forma positiva esta nueva normativa, que afecta a "una materia tan sensible como los secretos empresariales".


Se considera secreto empresarial cualquier información que no sea generalmente conocida por las personas pertenecientes a los círculos cercanos a la misma


La ley, que entrará en vigor el próximo 13 de marzo, considera 'secreto empresarial' cualquier información o conocimiento, incluido el tecnológico, científico, industrial, comercial, organizativo o financiero, que sea secreto. Es decir, que no sea generalmente conocido por las personas pertenecientes a los círculos en los que normalmente se utilice el tipo de información o conocimiento en cuestión, ni sea fácilmente accesible para ellas.

Por ello, Fenin destaca a este periódico la importancia de generar "una adecuada protección de los derechos de confidencialidad en algunas materias", ya que si no "no será posible mantener los actuales esfuerzos y compromisos para desarrollar nuevas tecnologías", según subraya la Federación.

Objetivos de la ley


La meta de esta nueva normativa es garantizar la competitividad de las empresas de investigación europeas que se basan en el saber hacer y que su información empresarial no divulgada esté protegida de manera adecuada. Por otro lado, busca mejorar las condiciones de estas compañías en el desarrollo y la explotación de la innovación y la transferencia de conocimientos en el mercado interior.

La Ley de Secretos Empresariales atribuye al titular del secreto empresarial un derecho subjetivo de naturaleza patrimonial, susceptible de ser objeto de transmisión, de cesión o de transmisión a título definitivo y de licencia o autorización de explotación con el alcance objetivo, material, territorial y temporal que en cada caso se acuerde.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.