Fundación Tecnología y Salud aborda la necesidad de reforzar la atención domiciliaria para beneficiar a los pacientes

"España debe apostar por un modelo de asistencia sanitaria no presencial"


14 oct 2021. 10.50H
SE LEE EN 5 minutos
La esperanza de vida desde 1975 a 2020 ha aumentado diez años. Hoy, según la media, un hombre puede vivir hasta los 80 años y una mujer hasta los 85. Edades avanzadas que se alcanzarán, inevitablemente, con alguna o muchas enfermedades crónicas.

El envejecimiento de la población y el incremento del número de personas con perfil pluripatológico hace necesario rediseñar los procesos dirigidos a su atención con el apoyo y las herramientas que ofrece la tecnología sanitaria. Para ello, la Fundación Tecnología y Salud y la Fundación Edad&Vida han realizado el informe "Modelo de futuro: tecnología domiciliaria para el apoyo de la atención social y sanitaria" para analizar la situación actual, conocer las necesidades y plantear recomendaciones para su mejor abordaje.

"La tecnología es clave para transformar la sanidad", ha defendido Fernando Bandrés, presidente de la Fundación Tecnología y Salud durante la presentación. Así, ha subrayado en que la atención domiciliaria se centra en la tecnología, que es esencial para mejorar la calidad de vida de los pacientes.

No obstante, este informe ha constatado que hay una falta de conocimiento de la tecnología disponible por parte de los usuarios y los profesionales sanitarios.

Apostar por un modelo de asistencia sanitaria no presencial


Con el objetivo de desarrollar una estrategia para sensibilizar y concienciar sobre la importancia de la tecnología sanitaria en la atención domiciliaria a los agentes de los ámbitos sanitario y social, así como a la sociedad en general, ambas fundaciones han concluido que es necesario un modelo de coordinación e integración para contribuir a la optimización de recursos y "facilitar la labor de los profesionales sanitarios y la vida de las personas", ha señalado Carmen Aláez, representante de la Fundación Tecnología y Salud.

"Mayoritariamente, los ciudadanos expresan su preferencia acerca de continuar viviendo en sus domicilios el máximo tiempo posible y, en este contexto, la tecnología sanitaria es imprescindible", ha dicho al respecto Margarita Alfonsel, secretaria del patronato de la Fundación Tecnología y Salud.

Según el informe, el 95 por ciento de los encuestados quiere pasar la vejez en su propia casa y el 50 por ciento de los mismos es consciente de que necesitará ayuda para recibir unos cuidados específicos. Por todo ello, Alfonsel ha defendido que, en España, "deberíamos apostar por un modelo de asistencia no presencial".

Recomendaciones para potenciar la atención domiciliaria


Al analizar lo que ocurre en cada comunidad autónoma y fijándose especialmente en las estrategias de atención domiciliaria, así como en sus planes de futuro, la Fundación Tecnología y Salud y la Fundación Edad&Vida han determinado la urgencia de:

  • Poner el énfasis en modelos de integración o coordinación de servicios como estrategia para superar las deficiencias asociadas a su fragmentación.
  • Mejorar la organización, formación, distribución y dotación de recursos de los equipos de atención primaria en función de cada territorio.
  • Apostar por estructuras de gobernanza compartida en el que participen representantes tanto del ámbito social como del ámbito sanitario para tratar de generar una visión y estrategia común. 
  • Contar con la tecnología sanitaria necesaria para atender a los pacientes en su domicilio.
  • Potenciar la participación y el empoderamiento de las personas en aras de un mejor aprovechamiento de los recursos y servicios sanitarios.
  • Disponer de procesos transparentes y públicos de evaluación y valoración de la calidad de todas las estrategias, políticas y servicios de atención social y sanitaria en el domicilio.

Beneficios para los pacientes y el sistema sanitario


"En definitiva, este proyecto expone las razones por las que se debería apostar por un modelo de asistencia sanitaria no presencial tanto por sus beneficios para los pacientes, como por su potencial para aliviar la carga asistencial de un sistema especialmente tensionado en estos últimos años", ha insistido Alfonsel. 

Además, recuerdan que la atención domiciliaria también es "una importante inversión generadora de riqueza que fomenta la creación de puestos de trabajo de calidad" y favorece el aumento del consumo de las personas atendidas, "como consecuencia de la promoción de su salud, bienestar y calidad de vida".

"Hay muchísimo trabajo por desarrollar. Este informe nos ha permitido hacer un diagnóstico de la situación; ahora tenemos que poner sobre la mesa las soluciones", ha concluido la secretaria del patronato de la Fundación Tecnología y Salud. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.