Los médicos y los tik tok del hospital: "Frivolizar con muertos es indigno"

El hecho de que se asocie el video con la imagen de un hospital conlleva "una mayor gravedad", según los expertos

Jacinto Bátiz, José Luis de Vicente Álvarez, Andrea Camps, Sheila Justo.
Los médicos y los tik tok del hospital: "Frivolizar con muertos es indigno"
vie 06 noviembre 2020. 09.10H
Las redes sociales forman parte del día a día de los ciudadanos, también de los profesionales sanitarios que,  cada vez más, comparten vídeos desde los hospitales donde trabajan, incluso ataviados con su uniforme. Algunos de estos contenidos, como el publicado por enfermeras del Hosptial Juan XXIII o los profesionales que trabajaron en Ifema, han sido duramente criticados. La profesión médica llama evitar estos contenidos ya que atentan contra la Deontología Médica y pueden acarrear duras sanciones contra los profesionales. 

"Los enfermos son personas y a la persona hay que respetarla cuando está sana, cuando está enferma y cuando ha fallecido. Los profesionales sanitarios hemos de respetar su dignidad desde siempre. Frivolizar con su fragilidad e incluso con su muerte no es digno de otra persona y menos de un profesional sanitario cuya misión es acoger, proteger, curar y cuidar", defiende Jacinto Bátiz, secretario de la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial de España.

"El centro sanitario o socio-sanitario no puede ser escenario de situaciones como las que hemos podido presenciar a través de las redes sociales (bailes colectivos con los enfermos, parodias simulando con muertos…). Esto va en contra de la Deontología profesional y del propio comportamiento humano. Pero, peor aún es publicarlo", considera Bátiz, que añade: "Debieran ser sancionables de manera enérgica para evitar que sea una práctica más de la irresponsabilidad de algunos. Los propios centros, no solo deben prohibir vídeos similares a los que hemos podido contemplar con tanto estupor; en aquellos donde se compruebe que se han presentado estas conductas debieran tomar medidas sancionadoras ejemplarizantes. O en su caso, que los propios colegios profesionales actuaran de oficio con los colegiados responsables de dichas actuaciones".


Bátiz: "Los enfermos son personas y a la persona hay que respetarla cuando está sana, cuando está enferma y cuando ha fallecido. Los profesionales sanitarios hemos de respetar su dignidad desde siempre"


Indudablemente, señala, "las redes sociales han tenido que ver con que desde la insensatez algunos las hayan empleado para 'destapar' su falta de dignidad para con los enfermos". Sin embargo, Bátiz considera que pueden utilizarse también como una herramienta médica útil: "La competencia que nos da nuestra formación profesional hace que nuestras opiniones puedan considerarse como referentes. Puede ser recomendable aprovechar el poder amplificador de las redes sociales para realizar una labor divulgadora. Las redes sociales utilizadas adecuadamente constituyen una herramienta que puede ser útil en la divulgación del conocimiento médico a la sociedad".

"Creo que en los videos que hemos contemplado quienes los han realizado y los han publicado han carecido de una actitud sensible, de educación, cortesía y respeto a la persona frágil y vulnerable. Hemos de evitar que esto se repita", sentencia el secretario de la Comisión Central de Deontología de la Organización Médica Colegial de España.

Posibles sanciones


"En la actualidad distintos medios de redes sociales y distintas aplicaciones han venido a formar el día a día nuestro, no obstante, los usuarios no saben medir las consecuencias del uso de las redes sociales, ya que al hacer público el video, puede servir de prueba para sancionar o despedir a las trabajadoras", explica a Redacción Médica José Luis de Vicente Álvarez, responsable Área Laboral y de Seguridad Social de De Lorenzo Abogados, que se centra en el caso de las enfermeras que se han grabado un vídeo en el Hospital Juan XXIII de Tarragona, parodiando el famoso clip de los porteadores de un ataúd, y lo han compartido en Tik Tok.


De Vicente: "El hecho de que se asocie el video con la imagen pública del hospital, hace que los hechos revistan una mayor gravedad"


"En el presente caso, las trabajadoras hacen público un video, el cual se ha hecho viral en las redes sociales, en el que estando en su jornada de trabajo, con el uniforme del hospital, y dentro del propio hospital, cuelgan un video que para unos puede ser considerado de mal gusto, y para otros algo jocoso y anecdótico", relata De Vicente, que advierte que "la actividad en las redes sociales puede ser motivo de sanciones y despidos disciplinarios".

"Para ello, va a depender de la tipificación de las faltas del Convenio colectivo por el que se rijan, así como también del perjuicio que en este caso ha podido generar a la imagen del Hospital. El mero hecho que el video se haya convertido en viral, con el uniforme del Hospital, hace que la imagen del mismo se haya visto deteriorada, y genere un perjuicio al Hospital", explica. Y es que la empresa puede acogerse a lo establecido en el artículo 54.2d del Estatuto de los Trabajadores, "que contempla como causa de despido la transgresión de la buena fe contractual, un término que por su carácter subjetivo será valorado e interpretado por el juez en cada caso", añade el abogado.

"En definitiva, el hecho de que se asocie el video con la imagen pública del hospital, hace que los hechos revistan una mayor gravedad", considera José Luis de Vicente Álvarez, que advierte que "este tipo de comportamientos en redes sociales, a fecha de hoy, no suele estar regulados en el capítulo de régimen y sanciones de los convenios colectivos". 

Sin regulación específica



Camps: "No existe una regulación específica"


Andrea Camps Verd, abogada y consultora en materia de protección de datos del Área de nuevas Tecnologías de De Lorezo Abogados aclara que "no existe una regulación específica como tal, por la alta variedad y complejidad de las plataformas, aplicaciones y/o redes sociales, por lo que deberá analizarse, en primer caso, si la imagen o vídeo objeto de difusión puede vulnerar alguna de las normativas aplicables. Por ejemplo, respecto a la normativa de protección de datos aparentemente la grabación no vulnera la protección de datos personales en cuanto que no se identifica a un paciente del hospital que no haya consentido previamente la difusión de su imagen".
En segundo lugar, señala Camps, hay que prestar atención "a lo dispuesto en los términos del servicio de cada plataforma, aplicación o red social. En concreto TikTok cuenta con una norma sobre contenidos (Sección 7ª de los Términos de Servicio) y se reserva el derecho, en cualquier momento y sin notificación previa, a eliminar o suspender el acceso de los usuarios al contenido si, según su criterio, el contenido es nocivo para cualquier tercero, si viola o potencialmente viola sus términos y condiciones, los derechos de terceros (incluidos los derechos de la propiedad intelectual), o las leyes o disposiciones aplicables". De igual forma, añade la experta, "actuarían a instancia de parte en respuesta a quejas de otros usuarios o terceros, con o sin notificación y sin ninguna responsabilidad hacia usted.

Opinión de los médicos



Justo: "Lo que sería interesante es enseñar la cara más cruda y real de la pandemia"


Sheila Justo, secretaría técnica nacional de Médicos Jóvenes y MIR CESM, defiende que, "en la mayoría de las ocasiones no son médicos sino profesionales de otras categorías" los que protagonizan estos vídeos. No obstante, señala que este tipo de contenidos "no es de recibo ya que lo que sería interesante sería enseñar la cara más cruda y real de la pandemia que ha acontecido en los últimos meses".

"Esta situación desbordó al Sistema Nacional de Salud, que no tenía recursos, y esto es lo que se debería enseñar a la población", defiende Justo. "Para que se actúe con responsabilidad por parte de la población, hay que ver la cruda realidad que se ha vivido y se vive en los hospitales por la situación de la pandemia", defiende la médica.

"Estos vídeos han sido muy criticados por los médicos", reitera Justo, que afirma que "en un estado inicial, el objetivo de estos videos era animar a la población por el confinamiento extremo". Aún así, critica que mostraran "bailes que no tenían que ver con la realidad de la pandemia en ese momento", marcado por "situaciones catastróficas y tristes". 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.