UGT pide que los médicos atiendan en domicilios acompañados por la Policía

La solicitud también plantea que se cuente con seguridad privada para proteger al profesional

Un agente de la Policía Nacional.
UGT pide que los médicos atiendan en domicilios acompañados por la Policía
jue 04 julio 2019. 17.00H
El sindicato UGT va a pedir para el personal sanitario “un acompañamiento como el que se da a los autobuses” cada vez que deba desplazarse a zonas teórciamente más peligrosas de Ceuta. El secretario de Sanidad de FeSP-UGT de Ceuta, Antonio Ponce, ha adelantado este jueves al diario Ceuta al Día que su sindicato prevé plantear durante las próximas semanas una doble alternativa a la Dirección General del INGESA para mejorar la protección de la plantilla sanitaria frente a agresiones violentas como la sufrida ayer por un equipo del 061.

“Una opción sería algún tipo de acompañamiento policial, de la Nacional o la Local, para el personal sanitario de emergencias; otra, que al igual que hay un servicio de seguridad privada en puestos fijos, se contrate uno adicional que dé protección a los que tengan que atender enfermos o accidentados en áreas conflictivas con altos índices de delincuencia”, ha expuesto el sindicalista.


"Llevamos mucho tiempo solicitando más medidas de protección para el personal en servicios como las Urgencias"


“No es lo mismo una asistencia en el centro que en esta área del Príncipe: son diferentes”, ha distinguido, “porque normalmente es en esta zona en la que suelen ocurrir estos hechos y no quiero decir que una población sea mejor que la obra, solo que estadísticamente hay unas zonas más conflictivas y que cuando haya un protocolo de emergencia sanitaria en ellas acuda también la Policía Nacional o un servicio concertado de seguridad privada”.

Ponce ha recordado en declaraciones a los medios que “todos los sindicatos llevamos mucho tiempo solicitando más medidas de protección para el personal, fundamentalmente en los servicios más críticos como los de urgencias, pero el protocolo recientemente aprobado por la Dirección de INGESA incluye muchas novedades que no son efectivas para una ciudad que tiene puntos muy complejos, los centros sanitarios están en el extrarradio...”.

A ojos de UGT “hay una insuficiencia de medios humanos y materiales en forma de arcos de detección de metales, botones de pánico, etcétera, y el 061 es un servicio que ya había tenido problemas de agresiones en algunas asistencias, aunque lo de este miércoles fue un poco dramático, por lo que hay que poner un límite”.


Llamadas sospechosas o de dificil acceso


El director territorial del INGESA, Jesús Lopera, ha defendido que actualmente ya se activa algo parecido "cuando hay llamadas 'sospechosas', para atender un número de víctimas especialmente elevado o procedentes de zonas 'comprometidas' a ciertas horas del día". En esos casos, ha dicho, “normalmente se da aviso a la Policía y acompaña a las unidades”.

Sin embargo, el desplazamiento de este miércoles que acabó en agresión "era absolutamente normal". Para la Administración "todo el parque de ambulancias con todo su personal no puede tener medidas de ese tipo las 24 de los 365 días del año porque tampoco las hay en ninguna parte de España". A su juicio lo que debe haber es "una coordinación entre todos los medios de la Ciudad y de la Administración General del Estado ante llamadas sospechosas o de difícil acceso".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.