11 de diciembre de 2017 | Actualizado: Domingo a las 18:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Tres comunidades temen una fuga de interinos con la OPE nacional de sanidad

Las autonomías más pequeñas estudian no fijar la misma fecha para esta convocatoria por miedo a que se quede vacante

José Ignacio Ceniceros, Miguel Ángel Revilla y Javier Fernández, presidentes de La Rioja, Cantabria y Asturias.
Tres comunidades temen una fuga de interinos con la OPE nacional de sanidad
Cristina Alcalá / Redacción
Martes, 09 de mayo de 2017, a las 18:20
Los trabajos para poner en marcha la Oferta Pública de Empleo (OPE) en sanidad a nivel estatal no avanzan por igual en todas las comunidades autónomas. Tal y como ha podido saber Redacción Médica, tres regiones barajan no convocar sus plazas en este sector en 2017 por miedo a que sus ofertas se queden desiertas.

En concreto, se trata de las autonomías más pequeñas -La Rioja, Cantabria y Asturias- las que estarían menos receptivas a fijar para este año la fecha de su convocatoria de reducción de la temporalidad en sanidad. ¿El problema? Temen que si se convoca la OPE a nivel nacional el mismo día, los candidatos acudan a los exámenes con mayor número de plazas ofertadas, dejando vacantes en sus respectivos servicios de salud, según explican fuentes sindicales a este medio.

No obstante, y a pesar de este problema de forma, estas tres comunidades están trabajando conjuntamente con el Gobierno para sacar adelante el proyecto final de ‘megaOPE’ de las Administraciones Públicas (que incluye al sector sanitario). Solo Cataluña no se ha presentado en ninguna ocasión a estas reuniones ni está colaborando con el Ejecutivo en este sentido, ya que considera que la convocatoria de OPE en sanidad es competencia autonómica y no estatal, tal y como aseguran estas mismas voces. 

Está previsto que el documento final se conozca en el mes de junio (momento por el cual se espera que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado o, al menos, se conozcan más detalles del mismo) y sobre la misma fecha el número de plazas reales que pueden convocar cada autonomía, en base a los informes que ya están haciendo llegar al Ministerio de Sanidad.

Cuatro CCAA han dicho ya que no convocarán su OPE en 2017

Por su parte, cuatro comunidades autónomas ya han manifestado su voluntad de no convocar este año su OPE ya no solo en sanidad, sino también en otros sectores estratégicos de la función pública como es educación y justicia. Así lo ha puesto de manifiesto CSI-F tras su reunión con el Ministerio de Hacienda, donde se ha puesto sobre la mesa las últimas novedades de esta iniciativa para reducir el empleo temporal en las Administraciones Públicas.

En concreto, Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León y La Rioja son las únicas cuatro regiones que, de momento, no convocarán plazas para este año en estos sectores clave. El Gobierno, por su parte, ya está ultimando su ‘receta’ antiprecariedad para poner en marcha el próximo mes de junio los procesos para disminuir las tasas de empleo temporal en estos ámbitos. El objetivo no es otro que sacar a concurso cerca de 250.000 plazas en los próximos tres años, de las cuales, cerca de 130.000 son en sanidad. 

En junio se hará una primera revisión de las gestiones realizadas por las autonomías, antes incluso de si se aprueban los PGE, tal y como ha adelantado el sindicato. “Se da la circunstancia, además, de que el Congreso de los Diputados convalidará este jueves, previsiblemente, el decreto que permite adelantar la OPE en Educación y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

En esta fecha, Hacienda también evaluará en junio, junto a las comunidades y ayuntamientos, las plazas de personal que presta asistencia sanitaria en servicios sociales, policía local, gestión tributaria y recaudación, inspección y sanción de servicios, que puedan acogerse a la OPE para reducir la interinidad. A partir de junio, se constituirán igualmente diferentes grupos de trabajo en materia de empleo público sobre diferentes asuntos: movilidad entre administraciones de empleados públicos; formación; evaluación y situación del empleo; igualdad y lucha contra la violencia de género, mutualidades e implantación de la Administración digital.

En este sentido, CSI-F pide que se preparen las ofertas con celeridad, transparencia y velando por la igualdad de oportunidades en el conjunto del Estado.