Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Solo dos CCAA han impulsado la historia clínica sociosanitaria

Cataluña es la última región en sumarse a este proyecto, del que País Vasco creó el precedente en 2014

La historia clínica sociosanitaria ahorra costes y hace más eficiente el SNS.
Solo dos CCAA han impulsado la historia clínica sociosanitaria
Martes, 11 de octubre de 2016, a las 09:40
Integrar los datos sanitarios y sociales de los pacientes en una misma historia es algo sobre lo que ambicionan la mayoría de Administraciones de este país. Esta herramienta interoperable permite conocer, a golpe de ‘click’, una radiografía completa del ciudadano, reduciendo costes, tiempos de espera y duplicidades, así como mejorando los diagnósticos y los tratamientos.

A pesar de sus bondades y de ser una de las principales exigencias del sector (bien sea a través de las sociedades científicas e, incluso, del propio Consejo Asesor de Sanidad), la historia clínica sociosanitaria no está integrada de forma real en todas las áreas de salud de las diferentes comunidades autónomas. De hecho, solo País Vasco y Cataluña han hecho una decidida apuesta por desplegarlas, la primera en 2014 y la última, esta semana.

Cataluña, la última en sumarse a este proyecto

La Consejería de Salud de la Generalitat ha anunciado que está trabajando en el diseño de una historia ‘clínico-social’ compartida que integrará todos los datos relevantes sobre el estado sanitario y social de los catalanes, tal y como informó su titular, Antoni Comín, como parte del Plan Interdepartamental de Atención e Interacción Social y Sanitaria (Piaiss) 2016/2017.

Este nuevo modelo asistencial redefinirá el panorama sociosanitario de Cataluña, con el fin de hacerlo “más comunitario, intersectorial e integral”, según ha destacado Comín, para lo que debe contar con los recursos alternativos y complementarios que proporcionan las entidades del sector.

Los vascos ya lo hicieron hace dos años

País Vasco, por su parte, fue pionero en impulsar esta herramienta hace dos años. De hecho, en 2014, el Consejo Vasco de Atención Sociosanitaria acordó permitir la utilización compartida de la historia clínica del Osakidetza en el ámbito de las residencias de personas mayores para que, cuando se precise, se pueda mejorar la atención de los dependientes de la región.

A través de esta iniciativa, los profesionales sanitarios pueden atender a los mayores que habitan en residencias y conocer sus datos de salud de forma ágil y actualizada a través de esta historia clínica interoperable. Para poder impulsarlo, Salud ha contado con la participación de las diferentes administraciones públicas y entidades gestoras de sanidad y servicios sociales.

El Consejo Asesor de Sanidad pide implantarla en toda España

La necesidad de avanzar en esta dirección ha sido una de las principales peticiones que ha puesto de manifiesto el Consejo Asesor de Sanidad, a través de su reciente informe ‘La e-salud, prioridad estratégica para el sistema sanitario’.

En este documento, el organismo pide que “se dé por concluido el tiempo de los proyectos pilotos de la sanidad digital” y se pase “de una vez por todas” a definir “una estrategia global a corto, medio y largo plazo”. Es decir, este organismo instaba por aquel entonces al Ministerio de Sanidad de Ana Mato a garantizar la interoperabilidad en “todo tipo de centros, instituciones, establecimientos sanitarios y profesionales” e implantar “una cultura digital sanitaria” entre todos ellos.

La privada no se queda atrás en esta iniciativa

Todos los mecanismos que se han llevado a cabo para implantar la historia clínica sociosanitaria se han enfocado, única y exclusivamente, en la sanidad pública. Sin embargo, la otra pata del sistema –el privado- también ha empezado a moverse para no quedarse atrás en esta ‘carrera digital’, especialmente cuando este sector atiende a más de 7,4 millones de asegurados y representa el 28,5 por ciento del gasto sanitario en España.

El Instituto para el Desarrollo de Integración de la Sanidad (IDIS) es el organismo privado que ha asumido este reto. La institución que preside Adolfo Fernández-Valmayor ha anunciado la creación de una historia clínica que integre los datos sanitarios y sociales de los centros sanitarios privados. Un proyecto piloto que ha contado con la Comunidad de Madrid como principal ‘padrino’, ya que esta región es una donde la privada tiene más peso de España.

Este proyecto piloto será presentado en sociedad a finales de noviembre y permitirá tener un modelo sanitario interoperable y ahorrar recursos que permitan que sea más eficiente y accesible, según Fernández-Valmayor. “Es necesario posicionar al paciente como propietario de sus datos clínicos y, por ello, el IDIS ofrece su máxima colaboración a las diferentes administraciones que tengan, entre sus prioridades, la disponibilidad de una historia clínica única”.