28 de julio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 14:40
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Salud Pública cede dos competencias a Ordenación Profesional

Ahora serán los encargados de la Alta Inspección del SNS y de dar apoyo al Consejo Interterritorial

Los directores generales de Salud Pública, Elena Andradas;y de Ordenación Profesional, Carlos Moreno.
Salud Pública cede dos competencias a Ordenación Profesional
Redacción
Viernes, 12 de mayo de 2017, a las 15:00
Cambios en la organización interna del Ministerio de Sanidad. El Consejo de Ministros ha aprobado que la Dirección General de Ordenación Profesional adquiera dos competencias que pertenecían a la Dirección General de Salud Pública: una en materia de Alta Inspección del Sistema Nacional de Salud, así como la función de dar apoyo al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Unos cambios que tendrán su repercusión en el modelo de formación sanitaria especializada.

Con las competencias en materia de Alta Inspección del Sistema Nacional de Salud, la Dirección General de Ordenación Profesional será la encargada de auditar las unidades docentes que sean acreditadas ‘vía exprés’, así como había adelantado Redacción Médica.

El proyecto de nuevas acreditaciones, iniciado en el marco de la troncalidad, ha sido inmune a la anulación del Real Decreto 639/2014 por parte del Tribunal Supremo. En este sentido, fuentes de Sanidad han asegurado a este medio que el borrador para agilizar el proceso de certificación “está muy avanzado”, por lo que podrá aprobarse por medio de una orden ministerial en 2017. Una propuesta que, ante la nueva transferencia de competencias a la Dirección General de Ordenación Profesional, toma aún más fuerza.  

La normativa, que propone el uso de las declaraciones responsables, propone otorgar un permiso temporal de un año a las unidades docentes que garantizan, bajo juramento, que cumplen con los requisitos mínimos exigidos por Sanidad. Un período donde podrán ser sometidos a una visita o inspección para comprobar que la información administrada es real y se adapta a las leyes vigentes. Una labor de vigilancia que, hasta el momento, era una competencia de la dirección general de Salud Pública, pero que ahora caerá en el tejado de la Dirección General de Ordenación Profesional.

Otros cambios

Las competencias en materia de evaluación de tecnologías, prestaciones y servicios sanitarios antes atribuidas a la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación pasan ahora al ámbito de gestión de la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del Sistema Nacional de Salud y Farmacia.

La Comisión de Ayudas Sociales a los afectados por el Virus de Inmunodeficiencia Humana Adquirida, que anteriormente dependía de la Dirección General de Servicios para la Familia y la Infancia, se adscribe a la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación.