Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 16:20
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Podemos y PSOE chocan por los tramos del copago

La propuesta de copago del grupo de Podemos ha recibido el apoyo del PSOE salvo en los tramos

Jesús María Fernández, portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad, y Marta Sibina, portavoz de Podemos en la Comisión de Sanidad.
Podemos y PSOE chocan por los tramos del copago
Carlos Corominas
Miguel Fernández de Vega
Martes, 19 de abril de 2016, a las 16:10
La penúltima votación de la Comisión de Sanidad no ha estado exenta de polémica. El grupo de Podemos-En Comú Podem-En Marea había presentado una PNL en la que planteaba un modelo de copago por tramos.

La iniciativa incluye cuatro puntos: la implantación de un mecanismo de evaluación periódica de los copagos, establecer líneas trimestrales de copago a la población activa en función de la renta, introducir en la financiación pública los medicamentos dirigidos al tratamiento de síntomas menores con una relación coste-efectividad favorable y realizar un listado de medicamentos para el tratamiento de patologías crónicas.

“No nos gusta presentar esta propuesta”, ha afirmado Marta Sibina, portavoz de este grupo en la Comisión, que ha añadido: “Tenemos claro que el copago es un impuesto a la enfermedad que no tendría sentido en un Estado de Derecho”.

Para justificar esta PNL, la portavoz del grupo de Podemos ha señalado que “la eliminación del copago no se hará de hoy para mañana” y ha defendido que su propuesta “sirve para corregir errores de bulto”. Sobre la validez de su propuesta ha afirmado que “los tramos se podrían implantar de forma temprana usando los tramos del IRPF”, ha defendido Sibina, que ha destacado el “escaso impacto sobre las arcas públicas” que tendría la medida. 

Votación por tramos

El debate que ha seguido a la invertención de Sibina ha estado plagado de críticas a Podemos. Guadalupe Martín, diputada socialista, ha lanzado críticas a Podemos por proponer algo que no está en su programa: “Estamos de acuerdo con lo que proponen aunque se contradigan a ustedes mismos”.

Como ha sucedido a lo largo de toda la jornada, los reproches cruzados a la falta de acuerdo para establecer un Gobierno han estado presentes en este debate. Martín ha recordado que una PNL no es vinculante para las decisiones del Gobierno y ha señalado: “Creo que mejor sería tratar una propuesta con un mayor rango de ley o de decreto si usted quiere: derogamos el anterior y hacemos uno nuevo”.


“No nos gusta presentar esta propuesta”, Marta Sibina


La mayor crítica ha venido a la hora de presentar la enmienda del punto 2 de la iniciativa y ha defendido que “los tramos de los límites máximos de copago necesitan una mayor reflexión”. Ha criticado que se propongan para la población activa, pero ha planteado la duda de qué sucede con “los pensionistas, con los divorciados” y señala que “no se concreta si el límite de renta es per cápita o por unidad familiar”. 

Mientras el debate continuaba, Elena Ribera i Garijo, diputada de Democracia i Llibertat, se movía entre las mesas hablando con los portavoces para llegar a un acuerdo de consenso. Su intención era que se incluyera en el punto 4 que el listado de medicamentos tenía que ser validado por sociedades científicas y por las comunidades autónomas.

Cuando parecía que todo estaba atado, ha llegado el momento de la votación y el PSOE ha roto la baraja. En boca de Jesús María Fernández, su portavoz en la Comisión, ha solicitado a Podemos que incluyera su enmienda al punto 2 o de lo contrario se tendría que votar la propuesta apartado por apartado.

Ante la negativa de Podemos a incluir la enmienda socialista, se ha procedido a la votación de la PNL por tramos. El primer punto ha sido aprobado por 25 votos positivos frente a 17 negativos (los 15 del PP, el del PNV y el de Foro Asturias en el Grupo Mixto); el polémico segundo punto ha sido rechazado por 30 votos en contra frente a 13 positivos; el tercero ha cosechado 21 positivos, 17 negativos (PP, PNV y Foro) y 5 abstenciones del grupo de Ciudadanos y el último punto ha recibido 26 votos positivos y 17 negativos (PP, PNV y Foro). En definitiva, toda la propuesta ha quedado aprobada salvo el punto 2.   

La representante del PNV, María Pilar Ardanza, ha justificado su negativa en que la propuesta del partido morado no “es lo suficientemente beligerante” y ha defendido que para su grupo “sólo cabría proponer una derogación del copago farmacéutico”.

Precisamente ‘beligerante’ es la palabra que puede definir la intervención de Alejandro Ramírez, diputado del PP, que ha criticado “los bandazos” de la formación morada sobre el copago. “La formación de Pablo Iglesias ha abogado siempre por la derogación de los copagos sin miramientos”, ha afirmado y se ha referido a que la Ley 25 de Emergencia Social incluye el fin del copago. “Esta propuesta hace que los tramos sean más altos que los que hay actualmente con algunas personas”, ha concluído.