En España, la letalidad fue entre ocho y diez veces menor, según un estudio

La mortalidad del Covid-19 cayó "notablemente" en la segunda oleada
El coronavirus golpeó más a la población joven en la segunda ola.


20 mar 2021. 13.50H
SE LEE EN 2 minutos
Todavía no había vacunas en el mercado cuando una nueva oleada del coronavirus, la segunda, golpeó al mundo el pasado otoño. Pero el tiempo ha demostrado que, en comparación con el total de infecciones, sus efectos fueron "notablemente" menos nocivos que los del ‘pico’ de contagios anterior en términos de mortalidad.

Así lo avala un estudio publicado en la revista científica Chaos en el que investigadores de las universidades de Sídney (Australia) y de Tsinghua (China) indican que, en buena parte los países “ricos” de Europa, las personas contagiadas presentaron una mortalidad hasta diez veces menor durante la segunda oleada. En España, la caída fue de ocho a diez veces, mientras que existen importantes "excepciones" a esa tendencia en Suecia y Alemania.

El Covid-19 “sorprendió” a Europa


Lo cierto es que el segundo gran ‘pico’ de coronavirus fue de “una naturaleza excepcionalmente distinta” a la del primero. Principalmente, apunta el estudio, a que el virus había “sorprendido” a una Europa que además no contaba con suficientes “tratamientos eficaces” para hacer frente a la pandemia.

Por otro lado, los investigadores destacan que durante los primeros meses de la crisis sanitaria los más afectados fueron los ancianos, algo que cambió sustancialmente en la segunda oleada, cuando fueron los jóvenes los que más se contagiaron. Debido a la menor letalidad del Covid-19 entre la población de menor edad, la tasa fue mucho menor.

En el trabajo se apunta además, como posible razón de la caída de la mortalidad, a la naturaleza de los sistemas de salud europeos, más “equitativos” que los que imperan otras zonas del mundo.  

La incógnita de los casos reales de la primera oleada


Según el investigador Max Menzies, su trabajo “muestra fuertes caídas en la mortalidad respecto a los casos y muertes”. No obstante, asume que esta afirmación tiene sus matices, pues se desconoce el número real de casos de coronavirus de la primera ola. “Puede que nunca lo sepamos, pero imaginamos que futuros análisis intentarán determinarlo”, apuntó.

En la misma línea, Peter Radchenko, de la Universidad de Sídney, destacó que el exceso de mortalidad “es a menudo negativo en relación con años anteriores”, de forma que no es “adecuado para medir el número real de muertes por Covid-19”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.