"Es momento de apostar fuerte por la educación sanitaria de la población"

María Río, vicepresidenta y directora general de Gilead en España, es protagonista de 'Lecciones del Covid-19'

María Río, vicepresidenta y directora general de Gilead España.
"Es momento de apostar fuerte por la educación sanitaria de la población"
sáb 13 junio 2020. 18.10H
Con la colaboración de
Junto a la acción de los profesionales sanitarios y la tecnología, la industria farmacéutica ha sido y es la gran esperanza para que el planeta siga avanzando a pesar de la aparición de epidemias o pandemias.

Entre otras contribuciones, Gilead ha vuelto a ser protagonista en la sociedad gracias al fármaco Redemsivir, del que la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) ya ha iniciado formalmente la revisión de los datos como tratamiento frente al Covid-19.

María Río, vicepresidenta y directora general de Gilead en España, suma su perspectiva a 'Lecciones del Covid-19', el documento coral impulsado por Redacción Médica para contribuir a la reformulación del Sistema Nacional de Salud.


¿Cuáles son los aciertos y errores que considera que se han cometido durante esta crisis?

Comenzando por los aciertos, hemos podido comprobar, de nuevo, el excelente nivel de preparación de nuestros profesionales sanitarios, la respuesta de todos ellos ha sido magnífica, han dado lo mejor de sí mismos y yo estoy segura de que sin su extraordinaria respuesta tendríamos que haber lamentado males mucho mayores. No tengo ninguna duda de que ellos representan lo mejor de nosotros mismos y así se lo hemos hecho saber.

Otro aspecto destacable ha sido comprobar cómo los hospitales han sabido adaptarse a esta situación crítica multiplicando en tiempo record el número de plazas tanto generales como de UVI. Ha sido algo increíble.

Me gustaría también destacar la entrega y dedicación de tantas personas anónimas: fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, conductores de transporte público, taxistas, dependientes, repartidores…Han trabajado más que nunca, en unas condiciones verdaderamente difíciles y han demostrado que somos un pueblo solidario y que sabemos trabajar unidos cuando surgen las dificultades.

Tampoco podemos olvidar la aportación de tantas empresas privadas y particulares que han contribuido generosamente con bienes, equipos y donaciones cuando más falta hacía.

En lo que se refiere a la Administración, me gustaría poner de relieve la excelente labor que ha venido realizando la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, trabajando con un verdadero sentido de la urgencia y teniendo siempre la salud de los pacientes como su única prioridad.

Creo que el principal error que se ha cometido en esta crisis, es que no se dimensionó adecuadamente la gravedad de lo que se nos venía encima, y esto nos ha restado capacidad de reacción y la posibilidad de haber hecho frente a este grave problema de salud de una forma más organizada. En esto, me parece que coincidimos todas las partes.


Ante una crisis similar futura, ¿qué medidas deberían adoptarse ya de forma preventiva en cuanto a recursos humanos, recursos materiales, y gestión / organización?

Todo lo que ha ocurrido nos debe servir de aprendizaje. Creo que deberíamos analizar todos los aspectos de esta crisis y sacar las enseñanzas oportunas para estar preparados ante otra eventual pandemia o ante un rebrote de la actual.

Las opiniones más autorizadas nos invitan a tener planes de contingencia en el que se implique a todas las partes afectadas. De igual manera tenemos que conseguir que los diferentes estamentos de la atención sanitaria trabajen todavía de forma más interconectada y coordinada entre ellos. Sería deseable también que trabajáramos con una mayor planificación tanto en lo que se refiere a las necesidades de recursos humanos, como a los materiales de protección, reactivos y otros elementos necesarios para un manejo optimo en los supuestos que pudieran surgir. En este sentido, sería deseable reducir la dependencia de fuentes externas.

Dicho todo esto, me parece esencial en este momento hacer una fuerte apuesta por la educación sanitaria de toda la población. Deberíamos de aprovechar todos los medios de comunicación y redes sociales para hacer llegar a cada persona los mejores consejos y recomendaciones de salud pública. Solo así podremos conseguir hábitos saludables que al final serán beneficiosos para todos, especialmente para las personas más vulnerables.


¿Qué podría haber aportado el entorno de industria farmacéutica que no haya podido hacer por la premura en el estallido de la crisis? 

Humildemente creo que la industria farmacéutica ha estado “de diez” en esta crisis. No sólo en lo que se refiere a ejemplos concretos de apoyo solidario y generoso, sino asegurando el suministro de sus fármacos, lo que en algunos casos ha significado tener que multiplicar la producción en plazos muy cortos. No menos importante es el esfuerzo investigador que se está haciendo por parte de muchísimas compañías para encontrar una solución eficaz para esta pandemia, incluso asumiendo inversiones “a riesgo” para que los productos que puedan resultar eficaces y seguros estén disponibles cuanto antes para todos los pacientes.


"Esta crisis ha permitido que se perciba la verdadera contribución de la industria farmacéutica a la salud y el bienestar de toda la sociedad"


Sinceramente, creo que esta crisis ha permitido que se perciba la verdadera contribución de la industria farmacéutica a la salud y el bienestar de toda la sociedad.

Desde Gilead, hemos trabajado con los servicios de salud de las Comunidades Autónomas más afectadas facilitándoles material que necesitaban. Hemos donado más de 1,6 millones de euros en 52 equipos informáticos para los controles de enfermería del Hospital de campaña Covid-19 IFEMA, 165.000 mascarillas auto filtrantes FFP2, casi 40.000 test diagnósticos PCR y 10.000 kits completos de protección para sanitarios.

Además, también hemos colaborado con la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) proporcionándoles materiales para mejorar la seguridad de pacientes y farmacéuticos, así como apoyando un proyecto de Home Delivery en el que están participando 111 centros en España.

Las ayudas de Gilead no se han limitado sólo al colectivo sanitario. También hemos firmado un acuerdo con Cruz Roja para la adquisición de material en albergues y hospitales de campaña y habilitamos una convocatoria extraordinaria, en colaboración con CESIDA, para ayudar a colectivos vulnerables y personas en riesgo de exclusión para financiar la compra de material de protección, facilitar el transporte de medicinas para pacientes que lo necesiten y la compra de alimentos y productos de primera necesidad. Hasta el momento, más de 30 ONG’s ya se han beneficiado de estas ayudas.

A nivel global, Gilead ha habilitado un fondo, Gilead Cares, con más de 20 millones de dólares para ayudar a aquellos colectivos de pacientes y ONG’s más afectados por esta crisis.

Dicho todo esto, y sin restarle ninguna importancia, nuestra verdadera contribución a la lucha contra esta pandemia, esta siendo la investigación, producción y acceso de nuestro fármaco Remdesivir.

En España, trece hospitales han participado en los 2 Ensayos Fase III, que estudian la eficacia y seguridad de este fármaco en pacientes moderados y graves. Además de estos ensayos, Gilead ha donado la medicación para dos estudios internacionales liderados por la OMS y el NIAID con importante participación de nuestro país en 26 y 3 centros respectivamente. Gracias a estos ensayos y al acceso a través del programa de uso compasivo, hasta la fecha más de mil pacientes se han podido beneficiar del tratamiento con Remdesivir en España.

Nuestra compañía tiene un absoluto compromiso con el acceso a este medicamento por parte de todos los pacientes que puedan necesitarlo. Prueba de ello es la donación que hemos realizado de un millón y medio de dosis de Remdesivir, que corresponde a toda la producción  disponible hasta finales del mes de mayo. En España ya se está distribuyendo esta donación desde mediados del mes pasado.

Por lo que respecta al resto de compañías farmacéuticas, me consta que  su grado de implicación con la solución a esta pandemia y el apoyo a los más necesitados en esta crisis también está siendo encomiable.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.