Un estudio señala que las variantes BA.4 y BA.5 del covid tienen el potencial de provocar una nueva ola de contagios

Los nuevos linajes de Ómicron evaden la inmunidad por infección previa


29 may 2022. 12.00H
SE LEE EN 2 minutos
Una investigación  llevada a cabo por la Universidad de KwaZulu-Natal (Sudáfrica) ha señalado que las variantes más nuevas del SARS-CoV-2 vinculadas a Ómicron, los linajes  BA.4 y BA.5 presentan mayor inmunidad ante los grupos de personas no vacunadas, lo que supone que sea poco probable que estos estén protegidos contra la infección sintomática.

Unos bajos niveles de inmunidad neutralizante que podrían suponer además un mayor potencial de estos linajes para provocar una nueva ola de contagios.

Para alcanzar estas conclusiones, los investigadores sudafricanos partieron de una muestra de 39 personas, 24 no vacunados infectados con SARS-CoV-2 y 15 participantes vacunados, con las dosis de Pfizer y Janssen. Así, el estudio publicado en MedRxiv, sin revisión por pares, señala que el salto observado de BA.4 y BA.5 en la inmunidad provocada por la infección previa con BA.1 es más moderado la generada por otros linajes anteriores. 

Mayor nivel de inmunidad en los vacunados


En la secuenciación del virus, se comprobó que todos los contagios se produjeron con Ómicron y sublinaje BA.1. Así, las muestras de sangre del laboratorio permitieron corroborar cómo la inmunidad de los no vacunados había diminuido 239 niveles para la variante BA.4 y 238 niveles para la variante BA.5 .

Por su parte, en las muestras de las personas vacunadas los niveles absolutos de neutralización de BA.4 y BA.5 fueron aproximadamente 5 veces mayores. En este punto, el estudio resalta que la baja inmunidad a BA.1 podría ser “quizás un reflejo de la menor capacidad de inmunizar de esta variante”.

Cabe destacar de las variantes  BA.4 y BA.5 su mayor capacidad para volverse más contagiosa. Ambas variantes se detectaron el pasado mes de abril en Sudáfrica, siendo las más diferenciadas del linaje asociada a  Wuhán en enero de 2020. 

Así, tal y como se señala en el informe del Ministerio de Sanidad, las mutaciones presentes en España vinculadas a los linajes BA.4 y BA.5 suponen un importante cambio antigénico respecto a la primera de las variantes, una situación que  "podría otorgarles una ventaja de crecimiento gracias a un mayor escape inmune". Ante este crecimiento, Sanidad ya ha señalado la posibilidad de que en España, estos dos últimos linajes lleguen a desplazar a la variante predominante actual, la BA.2, conocida como "Ómicron sigilosa", en Europa. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.