17 dic 2018 | Actualizado: 18:30

Los cirujanos 'maleducados' generan más complicaciones quirúrgicas

Un comportamiento maleducado con el paciente puede incidir en los resultados de salud del paciente, según un estudio

El estudio ha analizado la opinión de más de 30.000 pacientes.
Los cirujanos 'maleducados' generan más complicaciones quirúrgicas
sáb 29 abril 2017. 11.20H
Redacción
Los malos modos pueden pasar factura al médico. Un estudio dirigido por el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt (VUMC) asegura que los comportamientos groseros e irrespetuosos de los facultativos a sus pacientes y/o familiares pueden provocar mayores tasas de complicaciones quirúrgicas y otros resultados adversos evitables (hasta un 14 por ciento más, según este informe).

Para conocer esta correlación, el estudio analiza las quejas presentadas ante el Servicio de Atención al Paciente de 32.125 personas de hasta siete hospitales norteamericanos en un periodo de dos años.

En concreto, compara las denuncias presentadas con las complicaciones que aparecieron solo un mes después, evidenciando que el trato del médico (si es respetuoso o no) repercute hasta en un 14 por ciento de las incidencias tras ser operados. Las complicaciones incluían infecciones en la zona quirúrgica, problemas tromboembólicos, spesis o infecciones en el tracto urinario.

Si se atiende a este porcentaje y se eleva a al número de pacientes que hay en Estados Unidos (donde hay 27 millones de procedimientos quirúrgicos cada año), existiría 350.000 complicaciones médicas de este tipo, señala Gerald Hickson, vicepresidente de Calidad, Seguridad y Prevención de Riesgos de VUMC. “Tenemos que reflexionar sobre el impacto que esto puede producir en los pacientes y sus familiares y evitarlo, ya que el coste de las complicaciones quirúrgicas puede ascender a más de 3.000 millones de dólares al año”.

Un trato irrespetuoso que no solo afecta al paciente

Los expertos que han elaborado este informe también resaltan que el trato maleducado del médico no solo puede incidir en el paciente y sus familiares, sino que afecta también al resto del equipo sanitario, y cómo eso puede impactar en la atención que se ofrezca. “Los miembros del equipo que experimentan una falta de respeto pueden ser menos propensos a hablar, pedir ayudar o ver los cambios en el estado de salud de los pacientes”, manifiesta William Cooper, profesor de Pediatría y director del Centro Médico Vanderbilt.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.