Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Las Urgencias médicas más graves pueden esperar... si hay fútbol

Un estudio demuestra que durante un partido este tipo de asistencia sanitaria desciende en un elevado porcentaje

Imagen de una sala de Urgencias durante uno de los partidos de mayo de 2014 que se examinaron en el estudio.
Las Urgencias médicas más graves pueden esperar... si hay fútbol
Redacción
Sábado, 18 de junio de 2016, a las 11:50
El debate sobre si hay un mal aprovechamiento de las Urgencias hospitalarias en España es recurrente, si bien hay acuerdos y divergencias entre profesionales y pacientes sobre esta presunta realidad. Sin embargo, un grupo de facultativos han realizado una curiosa investigación midiendo la asistencia al citado servicio en uno de los momentos más trascendentales del ocio patrio: el fútbol. Se trata de un estudio que se presentó en el 28 Congreso nacional de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias.

Los resultados, por cierto, no podían ser más claros: a la hora del partido, el servicio tiene un 34,6 por ciento menos de afluencia; si bien es más impactante el hecho de que todavía son menos los que acuden con urgencias de gravedad (un 44 por cien). Para seguir con los resultados extraños, si se asume que este tipo de eventos son más seguidos por el público masculino, es este el que más acude a Urgencias: un 76,5 por ciento son hombres, cuando el porcentaje habitual es 48,1.

El estudio se realizó durante los cuatro sábados del mes de mayo de 2014, cuando se disputaron la liga el FC Barcelona y el Atlético de Madrid, así como este último se jugó la final de la Champions League contra el Real Madrid. En aquellos días, el 82,1 por ciento de las visitas se produjeron en esas horas en las que el esférico no corría por los terrenos de juego. Además, y sin sacar conclusiones de qué hacía esa mayoría masculina en Urgencias en pleno partido, lo que sí se sabe es que el 22,3 por ciento de las consultas fueron por traumatología, el 9,5 por cardiología y un 5,3 por ciento de neumología.