Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:40
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Las 'paradojas' del hospital: "En las guardias llevo pijama pero no duermo"

Un anestesiólogo comparte a través de Twitter una lista con las reflexiones más divertidas sobre la jerga médica

Algunas de las "paradojas" que Miguel Díaz publicó en Twitter.
Las 'paradojas' del hospital: "En las guardias llevo pijama pero no duermo"
Redacción
Jueves, 05 de octubre de 2017, a las 13:00
A quienes nunca hayan pasado una guardia nocturna en un centro médico les resultará imposble concebir las situaciones que se viven en ellas. Sin embargo, Miguel Díaz, un anestesiólogo "con sentido del humor" -tal y como se define a sí mismo-, publicó a través de Twitter una serie de hilarantes "paradojas"  acerca de su trabajo en el hospital que se han vuelto virales a través de esta red social, como por ejemplo: “En las guardias tengo pijama y no duermo”.

El tuit reúne reflexiones que, sin duda, se le han pasado por la cabeza alguna vez a cualquier profesional sanitario. Y hay para todo tipo de perfiles y situaciones. “En quirófano hay mesa y no es para comer, ni para decorar”, sino para que se puedan llevar a cabo cirugías; mientras que “en el ‘despertar’, todos los pacientes están medio dormidos”. Y son sólo dos ejemplos de las paradojas lingüísticas que ofrece la jerga científica. 

En su lista, Miguel Díaz incluye pensamientos que tanto los profesionales sanitarios como los pacientes suelen tener. Por ejemplo, que “pasas a planta, pero no te riegan”, que “los pacientes son los que menos paciencia pueden tener” y que “en quirófano, hay mucha gente, pero el único relajado es el paciente”.

Eso sí, tirando de un humor algo más oscuro, en el tuit también se reflexiona sobre las extrañas situaciones que se dan en todos los hospitales. Como que “’positivo’ puede ser algo malo y ‘negativo’ puede ser algo muy bueno” o que, “dentro del quirófano, a pesar de la asepsia y la limpieza, siempre hay mosquitos”. Todos ellos aspectos inherentes a la profesión médica que han generado decenas de retuits y cientos de comentarios en la red.