19 de septiembre de 2017 | Actualizado: Martes a las 13:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Las enfermedades respiratorias lideran el aumento de la mortalidad española

Crecen más de un 18 por ciento en 2015, con una tasa de 111,7 defunciones por cada 100.000 habitantes

Porcentaje de muertes, según enfermedad. Fuente: INE.
Las enfermedades respiratorias lideran el aumento de la mortalidad española
Redacción
Lunes, 27 de febrero de 2017, a las 13:20
El número de fallecidos por enfermedades del sistema respiratorio se ha incrementado un 18,3 por ciento en el último año, hasta situarse con una tasa de 111,7 muertes por cada 100.000 habitantes, y se sitúa, por tanto, como la tercera causa en España.

Así lo pone en evidencia el último informe de ‘Defunciones según la causa de muerte’ del Instituto Nacional de Estadística (INE), donde se evidencia que las enfermedades del sistema circulatorio se mantiene como la primera causa de muerte en el país (con una tasa de 267,6 fallecidos por cada 100.000 habitantes y un crecimiento del 5,8 por ciento); mientras que los tumores se sitúa la segunda (una tasa del 240 y una subida del 1 por ciento).

Distribución por el sexo y edad

Por sexo, los tumores fueron la primera causa de muerte en los hombres (con una tasa de 297,0 fallecidos por cada 100.000) y la segunda en mujeres (con 184,9). Por su parte, las enfermedades del sistema circulatorio fueron la primera causa de mortalidad femenina (286,9 muertes por cada 100.000) y la segunda entre los varones (247,6).


La mayoría de las defunciones en España se debieron a enfermedades


Por edad, la principal causa entre los niños menores de un año fueron las afecciones perinatales y las malformaciones congénitas (79,7 por ciento del total de fallecidos de este grupo). En los grupos de edad entre uno y 14 años y entre 40 y 79 años, las causas principales de muerte fueron los tumores (29,4 y 43,1 por ciento del total, respectivamente), mientras que entre los mayores de 79 años fueron las enfermedades del sistema circulatorio (33,9 por ciento). Finalmente, las causas externas (38,5 por ciento) fueron el principal motivo de muerte entre las personas de 15 a 39 años.

Los infartos, primera causa de muerte en hombres; los ictus, en mujeres

Más detalladamente, las enfermedades isquémicas del corazón (como infartos, anginas de pecho, etc.) son la primera causa de muerte entre los hombres, con un aumento del 2,4 por ciento respecto a 2014; mientras que las enfermedades cerebrovasculares, entre las mujeres, con una subida del 2,2 por ciento. En ambos casos, en total, se produjo un incremento de muertes respecto al año anterior del 3,7 por ciento y 3,1 por ciento, respectivamente.

Estos tipos de cáncer fueron los más frecuentes entre los hombres (el de bronquios y pulmón registró un aumento de muertes del 0,3 por ciento, mientras que el de colon las redujo un 4,3 por ciento). Por su parte, entre las mujeres el cáncer con mayor mortalidad fue el de mama (con un aumento de defunciones del 0,1 por ciento respecto a 2014), seguido del cáncer de colon (un 0,5 por ciento más). Entre las causas más frecuentes, el mayor incremento de defunciones respecto a 2014 se produjo en la neumonía (20 por ciento más en hombres y 21,8 por ciento más en mujeres), seguida de la demencia (13,8 por ciento más en varones y 14,6 por ciento más en mujeres).

En términos generales, la mayoría de las defunciones se debieron a causas naturales (enfermedades). En 2015, fallecieron 407.489 personas por estas causas, lo que representó el 96,4 por ciento del total. Esta cifra fue un siete por ciento mayor que la del año anterior.

En total, en el 2015 en España se produjeron 422.568 defunciones, o lo que es lo mismo, 26.738 más que el año anterior (+6,8 por ciento). Por sexo, fallecieron 213.309 hombres (+5,8 por ciento) y 2029,259 mujeres (+7,7 por ciento). La tasa bruta de mortalidad se situó en 910,5 fallecidos por cada 100.000 habitantes, con un aumento del 6,9 por ciento respecto al año anterior. La tasa masculina fue de 935,5 fallecidos por cada 100.000 hombres (con un incremento del 6 por ciento) y la femenina de 886,3 por cada 100.000 mujeres (un 7,7 por ciento más).