10 dic 2018 | Actualizado: 09:10

La pobreza acorta más la esperanza de vida que la hipertensión

Un estudio de The Lancet analiza qué parámetros deterioran la salud de las personas y cómo reducen su esperanza de vida

El estudio analiza cómo afecta el bajo nivel socioeconómico a la salud.
La pobreza acorta más la esperanza de vida que la hipertensión
jue 02 febrero 2017. 09.20H
Redacción
El bajo nivel socioeconómico y la desigualdad son más dañinos que algunas enfermedades. Así lo pone de manifiesto la revista médica The Lancet en su último informe, donde compara qué parámetros deterioran la salud de las personas y cómo reducen la esperanza de vida.

En concreto, el informe destaca que patologías como la hipertensión acorta menos la vida de las personas que la indigencia (1,6 años frente a 2,1) entre los adultos de 40 a 85 años. Solo el abuso en el consumo del alcohol y la obesidad son más bajos (0,6 años y 0,7, respectivamente).

Por otro lado, entre los parámetros que más reducen la esperanza de vida de las personas se encuentra, en primer lugar, el consumo de tabaco, que lo hace de media 4,8 años; seguida de la diabetes (3,9 años) y el sedentarismo, con 2,4 años.
El macroestudio de The Lancet, que toma como muestra a 1,7 millones de persona de diferentes niveles económicos, tiene como objetivo pedirle a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que incluya en su agenda este factor a la hora de analizar qué detonantes deterioran la salud y la calidad de vida de los ciudadanos.

El organismo internacional, por su parte, está impulsando el plan 25x25 para reducir las incidencias de las enfermedades un 25 por ciento para el año 2025. “A pesar de ser uno de los riegos más importantes, la pobreza no ha sido incluida como uno de los factores modificables en estas estrategias”, critica el documento.

Acceda al informe de The Lancet
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.