12 dic 2018 | Actualizado: 22:10

La 'lista de deseos' de sindicatos y profesionales para el nuevo ministro

Dialogante, con capacidad de negociación para llegar al consenso y que destine mayor dinero a Sanidad son las claves

Aznar, Aguilar, Álvarez, Sendín y Cabrera
La 'lista de deseos' de sindicatos y profesionales para el nuevo ministro
mié 02 noviembre 2016. 18.40H
Redacción
A escasas 24 horas de que Mariano Rajoy desvele quién le acompañará en su equipo de Gobierno y por lo tanto, el nombre del nuevo ministro de Sanidad, los principales afectados empiezan a manifestarse para exigir cuáles son las principales cualidades que debe tener quien ocupe el cargo. 

Uno de los primeros en hacerlo ha sido el presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, quien ha reclamado este miércoles que se dote de "financiación suficiente" a las comunidades autónomas para que puedan atender sus servicios sanitarios públicos y acabe con las diferencias entre unas y otras, ya que actualmente mantener el nivel de calidad "es casi un milagro". 

"El hecho de que no se nos muera nadie sin una atención suficiente o de calidad, o al menos no de forma llamativa, empieza a ser sorprendente, y menos con las diferencias extraordinarias que hay entre las comunidades autónomas", ha defendido. 

Rodríguez Sendín también ha admitido su preferencia por que el ministro proceda o conozca el ámbito sanitario porque "siempre es más cómodo entenderse con alguien que hable tu mismo lenguaje", aunque también ha reconocido que también se entendió muy bien con Alfonso Alonso aunque "no tenía ni repajolera idea del sector. Lo único que pedimos es que les informen antes de a dónde vienen para que lo sepan, porque vienen todos siempre equivocados". 

Por eso solicita que el nuevo ministro sea dialogante, se rodee de un equipo preparado y conozca el sector y sus necesidades, además de disposición para contar con la profesión médica, que a su juicio lleva años demostrando que son "muy leales" al Gobierno. 

"Dialogante e innovador"

Casi en la misma línea se han manifestado desde el Sindicato de Enfermería Satse, quien pide al próximo ministro que sea dialogante e innovador y que "no tenga miedo a impulsar el cambio del modelo sanitario que necesita nuestro país, priorizando las necesidades de pacientes y profesionales". 


Médicos, enfermeros, farmacéuticos y sindicatos piden, sobre todo, carácter dialogante para buscar soluciones por consenso



El sindicato también ha destacado la necesidad que se trate de una persona con perfil reformador y renovador que sepa reconocer las necesidades del Sistema Nacional de Salud (SNS) y sus profesionales y emprenda los cambios necesarios de cara a asegurar una atención sanitaria cercana, eficiente y de calidad para usuarios y pacientes.

Por eso recuerda que los últimos responsables se limitaron a prometer reformas y cambios que nunca llegaron, inclumpiendo además los acuerdos alcanzados previamente. De ahí que inviten al nuevo ministro a "coger el toro por los cuernos" e impulsar las reformas estructurales que necesita el SNS. 

Por su parte el presidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos, Jesús Aguilar, ha subrayado la necesidad que el nuevo Gobierno cuente con ellos en las políticas sanitarias y de promoción y prevención de la salud. Desde su opinión, la labor de los 48.000 farmacéuticos en España, que trabajan en las 22.000 oficinas de farmacia puede ayudar a mejorar la sostenibilidad del SNS. 

"Creemos que la farmacia no se está utilizando en la medida en la que se tiene que usar en temas tan importantes como la adherencia de los tratamientos o con el tema del seguimiento farmacoterapéutico. También es muy importante el seguimiento y control de los enfermos crónicos y polimedicados y se lo haremos llegar al nuevo Gobierno porque somos los que estamos más cerca de todos los pacientes crónicos y dependientes", ha afirmado. 

Precariedad laboral

Los grandes sindicatos también han aprovechado para hacer su 'lista de deseos' al nuevo ministro, y por ello desde el área de Salud de UGT, su secretaria Gracia Álvarez ha afirmado que el nuevo ministro debe ser, como pedían los enfermeros, sobre todo dialogante, de manera que pueda negociarse la temporalidad y la situación de las plantillas. 

"Es necesario que redimensionen las plantillas estructurales y vean qué necesidades hay realmente, que las están tapando con interinos, para prestar servicios que son permanente y habituales. Hay que pensar que cuanto mejores sean las condiciones laborales de los trabajadores, mejor tratados, más valorados y reconocidos, van a prestar mejores servicios", ha señalado. 

De ahí la importancia del carácter dialogante del responsable sanitario, ya que Sánchez ha lamentado el poco diálogo de la pasada legislatura. "Es una cuestión de sentarse, buscar acuerdo, ir caminando y, cuando no se está de acuerdo hay que volver atrás y tratar de buscar un camino nuevo", ha sentenciado. 

En la misma línea ha hablado Antonio Cabrera, secretario de Sanidad de CCOO, quien señala la capacidad de negociación y la búsqueda del consenso con los sindicatos como piezas clave de la relación con el nuevo ministro, algo que a su entender ha faltado en la legislatura anterior. 

"Hay muchos temas y muchos problemas en la sanidad. Estamos en una época que se necesita mucho consenso para hacer cosas. Necesitamos un ministro capaz de resolver cosas. Hay temas que son urgentes de solucionar, algunos se han visto pero no se han concluido. Por mucho que haya un Gobierno en funciones no se puede estar un año sin negociar, los problemas siguen existiendo, no se ocultan. Tenía que haber habido un diálogo porque se podrían haber hecho muchas cosas, pero han optado por no negociar", ha sentenciado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.