Inmunidad al Covid de larga duración: la clave, en los linfocitos T y B

Las nuevas cepas pueden complicar más la respuesta para generar anticuerpos de alta calidad

Inmunidad al Covid de larga duración: la clave, en los linfocitos T y B
sáb 20 febrero 2021. 16.00H
La respuesta inmune individual al coronavirus puede estar limitada por cómo el complejo mayor de histocompatibilidad o CMH -el conjunto de genes variables que codifican proteínas de la superficie celular esenciales para el sistema inmunológico- interactúa con los linfocitos T y B, según apunta un reciente estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego.

La investigación muestra dos conclusiones clave sobre la inmunidad Covid-19. "Por un lado, hemos descubierto que la capacidad de generar anticuerpos con una potente actividad de neutralización puede variar considerablemente de un individuo a otro, lo que refleja la gran diversidad genética del CMH", explica Andrea Castro, coautora del estudio. "Por otro lado, la falta de cooperación eficaz entre los linfocitos T y B puede afectar la longevidad de las respuestas de anticuerpos neutralizantes en personas infectadas ".

Una persona infectada por el SARS-CoV-2 desarrolla anticuerpos neutralizantes durante las dos semanas tras el contagio, pero la duración e intensidad de los mismos varían respecto cada paciente. Así, estas posibles diferencias generan duda ante la inmunidad duradera e incluso sobre la eficacia de las vacunas Covid-19. Con el objetivo de conocer más sobre ello, los autores principales de este estudio, publicado en Plos One, examinaron cómo el MHC interactúa con dos tipos de linfocitos o células inmunes llamadas T y B.

Producción de anticuerpos Covid-19


En el estudio se han analizado todos los posibles fragmentos de la proteína de pico RBM, un desencadenante tanto de la respuesta inmune como de la actividad de la vacuna, en relación con las más de 5.000 moléculas MHC. Los resultados mostraron que la tendencia promedio del MCH a exponer péptidos derivados de RBD es baja. Así, la producción de anticuerpos específicos de la proteína de pico RBM podría verse obstaculizada por el mal ajuste de estas porciones del virus al MHC, teniendo en cuenta que la unión del MHC es una medida indirecta de la probabilidad de que las células T se activen y estimulen al linfocito B.

"Esto podría conducir a respuestas de anticuerpos neutralizantes más deficientes", apunta Andrea Castro, "Y en el caso del SARS-CoV-2, la mala presentación de los fragmentos clave de RBD por parte de muchos alelos del MHC podría constituir un obstáculo para la producción de anticuerpos neutralizantes dirigidos al RBM".

Sistema inmunológico y coronavirus



"Las nuevas cepas Covid-19 pueden complicar la respuesta para generar anticuerpos de alta calidad y alta duración"


Así, los científicos sugieren que la historia inmunológica de cada paciente puede desempeñar un papel en la respuesta de las células T y la activación en consecuencia de los linfocitos B para producir anticuerpos neutralizantes.

"El sistema inmunológico responde a los patógenos invasores produciendo anticuerpos destinados a interceptar y neutralizar al patógeno", expresa Maurizio Zanetti, profesor de Medicina en la universidad estadounidense y coautor del estudio. "La producción de anticuerpos contra proteínas requiere una cooperación productiva entre el linfocito T y el linfocito B, que deben reconocer las secuencias de antígenos adyacentes iniciadas por el MHC en las células B. Las secuencias de péptidos en estrecha proximidad involucran a las dos células de manera preferencial y no aleatoria. El MHC sirve como enlace entre los linfocitos T y B en este proceso ", explica Zanetti.

A su vez, ante los estudios que apuntan que los anticuerpos en personas con Covid-19 disminuyen en tres meses, Zanetti considera que las nuevas cepas y variaciones surgidas recientemente pueden complicar la respuesta para generar anticuerpos de alta calidad y alta duración. "La topología de las mutaciones en estas nuevas variantes es indicativa de una mayor ruptura potencial del relé inmunológico entre los linfocitos T y B, por lo que habrá un impacto negativo adicional en la capacidad de los individuos para generar respuestas de anticuerpos neutralizantes de alta calidad y larga duración contra SARS-CoV-2"

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.