Se trata de una propuesta de Andalucía y Cataluña que persigue alcanzar el mayor número de inmunizaciones en verano

Propuesta para priorizar la primera dosis de vacuna retrasando la segunda
Imagen del Consejo Interterterritorial.


14 abr 2021. 09.00H
SE LEE EN 2 minutos
Al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (Cisns) le han puesto deberes: estudiar la propuesta de espaciar de 21 a 42 días el margen para administrar la segunda dosis de la vacunas contra el Covid de Pfizer y Moderna una tras recibir la primera inyección. Se trata de una proposición que será trasladada a la Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad para ser primeramente analizada y debatida antes de diseñar un plan específico, según han señalado fuentes autonómicas a Redacción Médica.

El objetivo es llegar al mayor porcentaje población vacunada posible con al menos una sola dosis en verano y facilitar así que haya más población inmunizada en un menor tiempo y en línea con otros países europeos como Francia e Italia, que ya han adoptado esta estrategia siendo las instrucciones de la propia EMA (Agencia Europea del Medicamento, por sus siglas en inglés), que permite dicho espaciamiento.

En concreto, será Andalucía la encargada de presentar ante el Interterritorial esta medida, a la que se sum Cataluña, quien defiende que la inmunidad conseguida con una sola dosis alcanza aproximadamente el 70 por ciento. "Con la primera dosis se consigue una inmunidad muy alta y podríamos tener un verano relativamente tranquilo", según ha explicado el consejero de Salud, Jesús Aguirre, con la vista puesta el salvar en lo posible la campaña turística del verano.

Mientras, desde Cataluña consideran que "eso nos permitiría ganar dos semanas más en la rueda de vacunación y llegar a mucha más gente en mucho menos tiempo".


Duplicación de plazos


Al duplicar los plazos para administrar la segunda dosis de Pfizer y Moderna, se ganarían unas dos o tres semanas para inyectar la primera dosis a más gente y, durante ese tiempo ganado, recibir las vacunas necesarias para todos aquellos que están pendientes de la segunda dosis y a las que se les retrasado su puesta. Todo ello podría ser posible habida cuenta de que el suministro de vacunas se ha estabilizado y cada vez son mayores las remesas que llegan a España.

En concreto, la Agencia Española sostiene que la segunda dosis de la vacuna de Pfizer se puede administrar entre 21 y 28 días después de la primera sin que esto influya en su grado de eficacia, mientras que la EMA alarga este intervalo hasta los 42 días.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.