Investigadores han analizado muestras de plasma de los habitantes del primer foco de coronavirus en Wuhan, China

La inmunidad al Covid-19 por anticuerpos IgG se mantiene al menos un año


06 abr 2021. 17.30H
SE LEE EN 2 minutos
Siete de cada diez ciudadanos de la localidad china de Wuhan tienen anticuerpos contra el coronavirus doce meses después del contagio, según un estudio publicado por la plataforma de preprints bioRxiv.

Investigadores de diversos institutos y hospitales chinos analizaron 1782 muestras de 869 donantes de plasma de Wuhan, el lugar donde se detectó por primera vez el Covid-19, durante los 12 meses posteriores al diagnóstico del contagio. Descubrieron que la tasa de anticuerpos IgG frente al dominio de unión al receptor de la proteína de pico en casos de síndrome respiratorio agudo superaba el 70 por ciento de los casos. 

En su estudio, que todavía no ha sido revisado por pares, los investigadores señalan que los anticuerpos específicos contra el RBD durante el primer y el segundo mes posterior al diagnóstico alcanzó una tasa positiva del 94,6 por ciento, la cual cayó hasta el 89,4 por ciento en el sexto y séptimo mes.

Plasma con anticuerpos


Estudios previos ya demostraron que la transfusión de plasma convaleciente en dosis de 200 ml fue bien tolerada en adultos con casos graves de coronavirus, que mantuvieron de forma significativa los anticuerpos neutralizantes a un nivel alto. Los síntomas clínicas mejoraron en tres días.

Los investigadores enfatizan que la respuesta de anticuerpos neutralizantes constituye un aspecto crucial para la prevención del coronavirus. Remarcan que la inmunidad que generan los anticuerpos naturales del Covid es todavía incierta, y que la vacuna sigue siendo la herramienta más eficaz para combatir el virus y lograr la inmunidad de grupo. Las que se comercializan en la actualidad poseen los mismos antígenos del SARS-CoV-2 original, lo que implica que la respuesta de los anticuerpos inducidos mediante esta vía es la misma a la del coronavirus.

Paralelamente, el informe incide en que los anticuerpos IgA e IgM se producen y reducen en la fase inicial de la infección, lo cual genera incertidumbres sobre su capacidad neutralizante en el plasma de los pacientes. En este sentido, los investigadores destacan que el estudio a largo plazo de esta respuesta resulta esencial de cara al desarrollo de vacunas y terapias Covid potentes.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.