22 de agosto de 2017 | Actualizado: Martes a las 12:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

España está a 50.000 millones del gasto sanitario que necesitará en 2025

Para garantizar la sostenibilidad del sistema ante el envejecimiento de la población

Comparativa de la inversión sanitaria de 2015 frente a 2025.
España está a 50.000 millones del gasto sanitario que necesitará en 2025
Redacción
Miércoles, 24 de mayo de 2017, a las 12:30
Nuevos retos para la sanidad española. El informe ‘Funding the Gap. El futuro del sistema sanitario’, realizado por Antares Consulting y Esade, revela la necesidad de duplicar la inversión en salud para 2025. Un incremento que consideran imprescindible para hacer frente a las nuevas necesidades que tendrá que asumir el modelo, marcado principalmente por el envejecimiento de la población.

Joan Barrubés, socio director de Antares Consulting, ha destacado que, si no se producen reformas de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el gasto sanitario español se situará cerca de los 113.000 millones de euros en 2025, lo que supondría doblar el presupuesto dedicado a la sanidad durante el 2015, de 64.883 millones de euros.

En caso de que se sigan las recomendaciones de la OCDE, el gasto previsto sería de 97.000 millones de euros. En cualquiera de los casos, España necesitará incrementar su inversión entre los 30.000 y 50.000 millones de euros para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario. En este sentido, destacan que cerca del 32 por ciento de la población española en 2049 será mayor de 65 años y prácticamente el 12 por ciento mayor de 80 años.

El estudio apunta que “la sostenibilidad del sistema sanitario español es un tema recurrente de debate, ya que desde los años ochenta se han llevado a cabo varios estudios, pero hasta ahora no se han producido cambios significativos”. En este sentido, ha agregado que “la crisis económica y la reducción del gasto sanitario han agravado la situación”.

Como ejemplos ponen que el salario de los profesionales se ha reducido más de un 10 por ciento desde 2009 y que cerca de un tercio del equipamiento tecnológico en los hospitales españoles supera los 10 años de antigüedad. Sin olvidar que el gasto en farmacia “también se ha visto perjudicado con una disminución del 22 por ciento”.

Para garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario, el estudio hace cuatro recomendaciones puntuales: una reflexión colectiva sobre las prioridades del gasto público y del PIB que la sociedad está dispuesta a dedicar a la salud; política fiscal eficaz para reanudar los recursos necesarios para financiar el sistema, debate más profundo sobre la cobertura del sistema, y mejora de la gestión del coste de los procesos de asistencia sanitaria.