Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Política Sanitaria > Sanidad hoy

España deporta a 'Mengele', el temido médico abortista de las FARC

Se le inculpan más de 500 abortos no consentidos además de otros crímenes de lesa humanidad

Imagen de Héctor Albeidis Arboleda Buitrago, el 'mengele' de las FARC.
España deporta a 'Mengele', el temido médico abortista de las FARC
Redacción
Viernes, 27 de enero de 2017, a las 18:30
El Consejo de Ministros ha acordado conceder a Colombia la extradición de Héctor Albeidis Arboleda Buitrago, con doble nacionalidad colombiana y española, que se encuentra actualmente en prisión provisional.
 
Arboleda Buitrago, conocido como el ‘Mengele’ de la guerrilla colombiana de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), está reclamado por las autoridades de Colombia para ser enjuiciado como presunto responsable de los delitos de homicidio, homicidio en grado de tentativa, aborto sin consentimiento y asociación ilícita. Es sospechoso de haber practicado numerosos abortos forzados y en condiciones infrahumanas a cientos de guerrilleras indígenas menores de edad, muchas de ellas violadas por sus superiores. Algunas de ellas fallecieron poco después al no recibir los tratamientos adecuados. Estas mujeres eran obligadas a abortar en contra de su voluntad bajo la amenaza de ser fusiladas.
  
Los hechos tuvieron lugar entre los años 1998 y 2004 en los departamentos de Antioquia, Risaralda, Caldas y Chocó de la República de Colombia. Según cuenta el diario El Mundo, documentos consultados por la Fiscalía de Colombia indican que es médico de la Universidad Interamericana de Salud de La Habana (Cuba). Su comparación con ‘Mengele’ obedece a que, al igual que el médico nazi, no dejaba en paz ni a los cadáveres. Los cuerpos de los fusilados por las FARC eran troceados por este enfermero para dar clases de anatomía. Muchas de esas fusiladas eran mujeres esclavas que se negaban a que se les practicara el aborto”
 
Concretamente, la Fiscalía ha logrado reunir pruebas suficientes para concluir que fueron al menos medio millar de abortos, casi todos forzados, los que cometió Arboleda. Unos cincuenta fueron a niñas indígenas de la comunidad zabaleta del Chocó, al oeste de Colombia.
 
"Vi que me salió el bebé. Estaba bien formado, tenía sus manitas, sentí que le palpitaba su corazón como un minuto", narró una de sus víctimas a la Fiscalía General de la Nación. Aseguraba cómo ‘El enfermero ‘ (otro de sus apodos)  le dijo sin piedad: "Hay que echar ese bebé a la basura", según informó la prensa colombiana. Reclutada cuando era niña, había sido violada por un comandante al que apodaban La familia. "Nunca había tenido relaciones con un hombre, era virgen, y a los ocho meses de estar allí un comandante me dijo que si lo dejaba tener relaciones me dejaba ir para la casa. Pensé que era verdad y me violó a la mala, en una guardia y al mes me di cuenta de que estaba preñada".