Redacción Médica
21 de agosto de 2018 | Actualizado: Lunes a las 17:40
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El salario de los sanitarios es el que menos sube en España

Así lo indica el INE, que también refleja que el coste laboral de estos trabajadores es uno de los pocos que baja

El coste que suponen las remuneraciones de los profesionales de la salud solo subió un 1,5 por ciento en el primer cuatrimestre de 2018.
El salario de los sanitarios es el que menos sube en España
Eduardo Ortega Socorro
Viernes, 08 de junio de 2018, a las 12:20
El inicio de año suele traer aparejada, ya sea por convenio o incentivos, subidas salariales para trabajadores de los más diversos ámbitos, más elevadas en unos que en otros. En este sentido, los empleados sanitarios son el colectivo menos afortunado.
 

Evolución del coste salarial en el primer trimestre de 2018. Fuente: INE.

Según los datos del Instituto Nacional de Empleo (INE) correspondientes al primer trimestre de 2018, el coste salarial de los trabajadores sanitarios es el que menos ha aumentado entre los trabajadores en España. Lo ha hecho solo un 1,5 por ciento, muy lejos de la media española, del 4,3 por ciento o del  10,9 por ciento de incremento que reflejan las remuneraciones de empleados de banca y seguros.
 
Con todo, este ligero incremento es una mejora respecto al trimestre anterior, cuando el incremento del coste salarial fue del 0,7 por ciento. En cambio, en el tercer trimestre de 2017 (el periodo periodo), este indicado llegó a caer un 2,3 por ciento.
 
Coste laboral
 
Esta evolución de los salarios también ha tenido su reflejo en el coste laboral de los trabajadores del ámbito sanitario. En el primer trimestre del año se ha reducido un 1,1 por ciento, siendo el segundo sector en el que más cayó este indicador, solo por detrás del de la educación.
 
En cualquier caso, la irregularidad marca la evolución del coste laboral en el ámbito de la salud en España. En el último trimestre de 2017 había aumentado un 0,9 por ciento, pero en el tercero había descendido un 1,4 por ciento, tras haber mejorado en el segundo.
 
Pero de nuevo se queda lejos del cómputo general  de los sectores españoles, en los que, de media, el coste laboral aumentó un 4,2.