Familia alerta de que se está incumpliendo la ley evitando incapacidades temporales por contingencias laborales

El origen de la lesión fractura la equidad de bajas entre mutuas e INSS
Sede del Instituto Nacional de la Seguridad Social.


04 ago 2022. 18.00H
SE LEE EN 5 minutos
Conceder una incapacidad temporal (IT) es una labor que recae tanto en el médico de Familia como en los médicos que ejercen en las mutuas de trabajo. Una práctica compartida que en el papel debería ser igual, sin embargo, los facultativos del primer nivel asistencial denuncian que se ha reducido el número de bajas por contingencias laborales a causa de las reticencias de las mutuas. Algo que desde las aseguradoras califican como un mayor rigor a la hora de aplicar la normativa al mismo tiempo que sí reconocen el conflicto en la duración de la baja. 

Desde el Foro de Atención Primaria consideran que la actitud que han tomado las mutuas de trabajo respecto a las incapacidades temporales por contingencias laborales “no tiene sentido” y así se lo han transmitido al Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), quien trabaja en la creación de un grupo de trabajo para abordar esta problemática.

“Hay un descenso de la IT por contingencias profesionales porque las mutuas no las están haciendo”, señala Francisco José Sáez, representante de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) en el Foro de Atención Primaria.

Más comedido se muestra Marcos Hermegildo, representante nacional de Atención Primaria Rural del Consejo General Colegios Oficiales de Médicos (Cgcom) y también miembro del Foro de Atención Primaria, quien considera que la única diferencia entre los médicos de Familia y los de la mutua es que a los primeros "les da igual" si ha sido durante el trabajo a la hora de dar una incapacidad temporal.

“Todos los profesionales deben dar las bajas a aquellas personas que las necesitan. Partimos de la base de la profesionalidad de la gente y creemos que se dan el mismo número de bajas. La única diferencia es la reticencia a reconocer que ha pasado trabajando”, explica el Hermegildo.

Casos de rechazo de IT por parte de la mutua 


En la última reunión con el INSS, José Sáez les trasladó varios ejemplos de malas prácticas, como los rechazos que se están produciendo en las personas mayores: “Hay un caso llamativo de un pintor que le dio un ataque fuerte de lumbago mientras pintaba un techo. Como había sido mientras trabajaba, la empresa le dio el parte de accidente y al llegar a la mutua le hicieron una radiografía y le dijeron que tenía 56 años y tenía lesiones en la espalda que no eran por el trabajo”.

Una actuación que, según el especialista, va en contra de la normativa. “La legislación dice lo contrario. Alguien que tiene una enfermedad común mientras está trabajando y tiene un problema es una contingencia laboral. El problema es que las mutuas han decidido que eso no existe”, reivindica José Sáez.

El facultativo recuerda también otros de los casos que le transmitieron al INSS: “Un repartidor de una conocida cadena de pizzerías tuvo un accidente un viernes con la moto. Como era fin de semana no trabajaba los días siguientes y el lunes cuando se incorporó seguía con el dolor. La empresa le dio el parte de accidente y la mutua le dijo que como había sido el viernes podía haber tenido el accidente el resto de los días y que no era un accidente laboral”.

"Más rigor" para conceder la baja laboral


Por el otro lado, un portavoz de la Sociedad Española de Medicina del Trabajo que prefiere no desvelar su identidad afirma a Redacción Médica que son las causas de la baja las que motivan que esta recaiga en las mutuas o en la Seguridad Social. En este sentido, recuerda que en ambos casos hay criterios generales y documentos con pautas y protocolos para unificar criterios. No obstante, reconoce que “las mutuas tienen más rigor a la hora de conceder las bajas” porque únicamente dan bajas cuando tienen constancia de que se trata de un accidente de trabajo o una enfermedad profesional.

“No creo que los médicos de la Seguridad Social sean más flexibles ni las mutuas más estrictas, simplemente las mutuas tienen más rigor a la hora de dar la baja porque solamente dan bajas en los casos descritos anteriormente”, insiste el experto.

Con todo, advierte de que “sí que existe conflicto en la duración de la baja”. Una situación donde defiende que la mutua es “más comedida en los tiempos”. “Por ejemplo, si tienes un esguince de tobillo y ya puedes hacer vida normal, la mutua te va a dar el alta aunque digas que te duele un poco”, manifiesta.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.