La propuesta que llevará Sanidad al Interterritorial erradica también las alusiones a los "eventuales" en el SNS

El nuevo Estatuto Marco "convence" y mira a una reforma mayor "en 6 meses"


21 jun 2022. 15.40H
SE LEE EN 3 minutos
La negociación que mantienen a marchas forzadas Gobierno y sindicatos para la reforma del Estatuto Marco del personal sanitario está cerca de culminar con acuerdo después de que, en las últimas horas, ambas partes acercaran posturas sobre los límites a la temporalidad en el sector. Aunque prevalece la cautela entre las centrales, que esperan que el Consejo Interterritorial de este miércoles el visto bueno al proyecto, lo cierto es que en términos generales la última propuesta del Ministerio de Sanidad “convence” tanto por la erradicación del término ‘eventual’ como por el compromiso del Ejecutivo de volver a revisar la norma en un plazo prorrogable de seis meses.

Tal y como avanzó Redacción Médica, la propuesta que el Ministerio de Sanidad trasladará al Consejo Interterritorial una propuesta de reforma del Estatuto Marco que finalmente no recoge la figura del ‘eventual’ en las plantillas del Sistema Nacional de Salud (SNS), si bien deja abiertas algunas ventanas para que los centros sanitarios puedan recurrir a este tipo de contratos en situaciones de “necesidad y urgencia” como guardias o vacaciones.

“Mantener esa terminología no tenía sentido”, zanja Tomás Toranzo, presidente de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), que, consultado por este periódico, celebra la “apertura” del Ministerio a las demandas de los sindicatos. Estas se centran en esencia en dos de los artículos de la propuesta, el 9 y el 33, que establecen las casuísticas para la contratación de personal estatutario temporal en el SNS.

"Matices" impiden un "acuerdo total" para el Estatuto Marco


En este sentido, el responsable de CESM detalla que, salgo algunos “matices” que se han quedado fuera de la propuesta, su organización está “de acuerdo” con el texto trasladado a las comunidades autónomas, que no solo recoge “medidas para impedir que se vuelva a repetir un exceso de temporalidad” sino también “sanciones para los responsables del incumplimiento de la ley”.

A ello se suma el “compromiso” de Sanidad de iniciar, “en el plazo de tres meses desde la entrada en vigor del decreto”, un proceso de negociación “para la actualización de la presente norma en el plazo prorrogable de seis meses”. "Entonces se podrá hacer una revisión más profunda de la ley", afirma.

“El texto es fruto del consenso. Siempre hay alguna cosa que se queda fuera, pero se han abordado los temas necesarios y ahora hay que ver que no se quede en una sola declaración de intenciones”, sentencia.

En la misma línea, el Sindicato de Enfermería Satse ha emitido un comunicado en el que afirma que el proyecto de real decreto "supone un paso importante para reducir la temporalidad en nuestro sistema sanitario, aunque entiende que aún debe ser mejorado incluyendo otras medidas que beneficien a los profesionales y al funcionamiento de la sanidad en su conjunto". "Valoramos positivamente que se establezcan distintos tipos de interinidades vinculadas a una causa concreta, poniendo así “límites” al abuso de la temporalidad.

En cualquier caso, los sindicatos advierten de que no hay todavía un texto definitivo. En este sentido, fuentes de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) inciden en que primero será necesario ratificar la propuesta ante el Consejo Interterritorial. Será el paso previo a retomar los contactos con Ordenación Profesional, con la que esperan culminar una propuesta con la vista puesta en el 8 de julio, fecha límite para la aprobación de la reforma. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.