Núñez Feijóo, Rafael Matesanz, Julián García Vargas y José Antonio Monago se despiden del directivo sanitario

El legado de Albino Navarro: "Médico extraordinario y un gran gestor"
Albino Navarro Izquierdo.


11 nov 2020. 11.35H
SE LEE EN 4 minutos
El legado de Albino Navarro Izquierdo en la sanidad española está repleto de numerosos éxitos en la gestión pero también de amigos que han querido transmitir unas palabras de cariño al conocer su fallecimiento. 

La aventura de Navarro en la sanidad comenzó en la Fundación Jiménez Díaz, donde tras licenciarse en Medicina por la Universidad Complutense, hizo su residencia inicialmente en Medicina Interna y, posteriormente, en Intensiva.

En la propia Fundación comenzaría su carrera como gestor sanitario, que le ha llevado a ostentar cargos de especial relevancia como el de gerente del Servicio Extremeño de Salud (SES) o el de director del Instituto Nacional de Salud (Insalud) en Madrid. 

Precisamente en este último coincidió con el actual presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo, que por aquel entonces era el presidente nacional del Insalud. El mandatario ha querido enviar a través de Redacción Médica unas palabras de condolencia a Navarro, con el que tuvo la “satisfacción de trabajar” y a quién ha definido como un "magnífico profesional" y un "gran gestor".

Uno de los más afectados por la pérdida de Navarro es el exdirector de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz. Él mismo se define como "amigo y compañero de fatigas" de Albino en su paso por la Universidad Complutense, durante la residencia en la Fundación Jiménez Díaz, en la ONT y en el extinto Insalud. "Albino fue un buen gestor sanitario porque antes fue un buen médico, representa una buena parte de lo que ha sido mi vida profesional y también personal que se desvanecen con su muerte. Descanse en paz y mi más sentido pésame a su mujer María Ángeles y a toda su familia”, declara Matesanz a Redacción Médica.  

"No perdió su seña de identidad: ser buena persona"


El único cese no voluntario en su trayectoria profesional se produjo cuando el ministerio de Sanidad liderado por Julián García Vargas tomó el control de la Fundación Jiménez Díaz para evitar su traslado a Alcalá de Henares. El propio Navarro aseguró a La Revista de Redacción Médica que guardaba el sobre con su despido y que bromeaba sobre el asunto cuando coincidía con Vargas. "En varias ocasiones bromeó conmigo sobre su brusco cese", confiesa el exministro a Redacción Médica. 

Vargas cree que la vocación de Albino "de gestión pública eficaz, con formas perfectas, la ejerció en la puesta en marcha en Madrid de la ONT, junto con su paso por Insalud y el SES". “Demostró su versatilidad pasando del sector público al privado y viceversa, aunque fue al público al que dio lo mejor de sí mismo. Ha sido un buen médico, un excelente gestor y un perfecto caballero. Se ha ido un hombre ilustre de la sanidad española”, lamenta el exministro.

Otro de sus altos cargos, el de gerente del SES, vino de la mano del expresidente de Extremadura, José Antonio Monago, quien también ha querido mandar un mensaje a Navarro. “Albino era un profesional comprometido con la gestión, trabajador incansable, que gestionó en un momento de adversidad económica sin perder su seña de identidad: ser una buena persona. Es por ello que estamos tristes, porque nos dejó un médico extraordinario y un buen amigo", ha declarado el ahora presidente del PP extremeño a Redacción Médica.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.