Detectado por primera vez en territorio continental, provoca la patología de tipo eosinofílica que arrastra 6 síntomas

El gusano pulmonar de la rata llega a la península amenazando meningitis
Angiostrongylus cantonensis emergiendo de la arteria pulmonar de una rata capturada en zona de huerta de Valencia.


16 ene 2023. 17.30H
SE LEE EN 3 minutos
Un ‘nuevo’ parásito acaba de llegar a la Península Ibérica y es culpable de causar meningitis eosinofílica. Se llama Angiostrongylus cantonensis pero popularmente se le conoce como ‘gusano pulmonar de la rata’. Ha sido detectado en Valencia y puede llegar a los humanos por vía alimentaria. Sin embargo, en otros territorios de nuestro país como las islas ya era conocido.

"Hasta la fecha, el nematodo había sido detectado solo a nivel insular en Europa; en ratas de Tenerife y en erizos de Mallorca. Tanto la globalización como el cambio climático están favoreciendo la expansión de este parásito zoonótico de origen asiático", destaca Maria Teresa Galán Puchades, catedrática de la Universidad de Valencia que además dirige el grupo Parásitos y Salud de la citada institución.

La transmisión zoonótica de Angiostrongylus cantonensis a los humanos es alimentaria por la ingestión, tanto de caracoles parasitados crudos o poco cocinados como por verduras que se consumen crudas en ensaladas (lechuga, col o rábanos) contaminadas con la baba del caracol con la larva infectiva.

Hasta ahora, los casos humanos de meningitis eosinofílica detectados en Europa son importados de países endémicos. Con este hallazgo, además de tomar las medidas profilácticas idóneas para evitar la infección, A. cantonensis debe incluirse en el diagnóstico diferencial en pacientes con síntomas clínicos compatibles con la infección parasitaria, como cefalea intensa, tortícolis, náuseas, vómitos, parestesia y/o encefalitis eosinofílica, con o sin historial de viajes a otros países endémicos.

Síntomas de la meningitis eosinofílica


Respecto a su historia, según detalla un estudio de casos en personas regresadas del Caribe, a finales de abril del año 2000 ingresaron en un hospital de Chicago dos estudiantes de medicina que presentaban antecedentes de cefalea, cervicalgia y parestesias con agravación progresiva en los 10 días anteriores y que formaban parte de un grupo de 23 personas que habían estado una semana en Jamaica. El análisis del líquido cefalorraquídeo (LCR) fue compatible con meningitis aséptica y uno de los pacientes presentaba un 36% de eosinófilos. Durante la semana y media siguiente ingresaron con meningitis otros siete viajeros del mismo grupo.

Los casos de meningitis eosinofílica se definieron clínicamente como una cefalea de inicio agudo en los 35 después del regreso de Jamaica, acompañada por al menos uno de los siguientes síntomas:
  • Trastornos visuales
  • Fotofobia
  • Rigidez de la nuca
  • Cervicalgia
  • Hiperestesias 
  • Parestesias
La eosinofilia se definió como la presencia de al menos un 10% de eosinófilos en el recuento total de leucocitos en el LCR o de al menos 600 eosinófilos/mm3 en la sangre periférica.
Las informaciones publicadas en Redacción Médica contienen afirmaciones, datos y declaraciones procedentes de instituciones oficiales y profesionales sanitarios. No obstante, ante cualquier duda relacionada con su salud, consulte con su especialista sanitario correspondiente.