21 de mayo de 2018 | Actualizado: Lunes a las 12:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El escándalo de Diego Yllanes, el asesino de Nagore, salpica a la OMC

El Icomem exige a la Organización Médica Colegial que se clarifique la situación colegial del psiquiatra

La sede de la OMC en Madrid.
El escándalo de Diego Yllanes, el asesino de Nagore, salpica a la OMC
Redacción
Miércoles, 13 de diciembre de 2017, a las 14:50
La reciente contratación de Diego Yllanes, el psiquiatra que asesinó a Nagore Laffage en 2008, por parte de una clínica privada, ha suscitado numerosas críticas en los últimos días. Entre ellas, que el médico pueda seguir ejerciendo después de haber sido condenado por el crimen. Y, ahora, las miradas se centran en la Organización Médica Colegial (OMC), a la cual se exige desde el Colegio de Médicos de Madrid (Icomem) una "revisión de las condiciones de colegiación y de las causas de incompatibilidad para el ejercicio de la profesión médica".

Asimismo, una respuesta de la Audiencia Provincial de Navarra a la consulta realizada por parte del Icomem el pasado 7 de diciembre, ha confirmado que “el penado no ha sido inhabilitado para el ejercicio de su profesión, siempre que dicho ejercicio se produzca en cargo, trabajo o entidad de carácter privado”. Por todo ello, el Icomem ha instruido a su departamento jurídico para abrir un expediente informativo a Diego Yllanes y clarificar su situación colegial.

El asesinato de Nagore

El caso del asesinato de Nagore Laffage fue ampliamente seguido en los medios, después de que el 7 de julio de 2008, en Sanfermines, Diego Yllanes asesinase a la joven enfermera con la que trabajaba y con la que había coincidido durante el festejo, por negarse a mantener relaciones sexuales con él en su piso.

Yllanes tenía por entonces 27 años y Nagore, 20. Según el relato del psiquiatra, enloqueció ante la negativa de su compañera y la mató brutalmente, encontrándose en el análisis postmortem un total de 38 heridas tanto externas como internas. Luego la intentó descuartizar.

El psiquiatra fue condenado a 12 años y medio, en los que se le inhabilitó para ejercer la Medicina. Pero, tras pasar 8 años y 11 meses de cárcel, se encuentra en situación de semilibertad y ha podido encontrar trabajo en una clínica privada.