Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 15:10
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El Banco de España pone 'fecha de caducidad' a la financiación del SNS

El envejecimiento progresivo de la población compromete la sostenibilidad de la sanidad pública

Luis Linde, gobernador del Banco de España.
El Banco de España pone 'fecha de caducidad' a la financiación del SNS
Pablo Rodríguez
Martes, 17 de abril de 2018, a las 11:10
La sostenibilidad de la sanidad pública a medio y largo plazo es uno de los temas más acuciantes a los que se enfrenta el Sistema Nacional de Salud (SNS). Expertos del sector no se cansan de advertir que el envejecimiento de la población conllevará, inevitablemente, un aumento en el gasto sanitario que habrá que financiar de una forma u otra.

Por este motivo, el gobernador del Banco de España, Luis Linde, ha explicado en su comparecencia en el Congreso de los Diputados para analizar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2018 que "las políticas de consolidación fiscal y la realización de reformas son condiciones esenciales para corregir estos desequilibrios y permitir el crecimiento continuado de la actividad económica".

Linde ha subrayado que el impacto del envejecimiento de la población sobre el gasto público "a medio y largo plazo es un reto de primer orden", ya que si se cumplen las actuales estimaciones el desembolso en pensiones, sanidad y cuidados de larga duración aumentarúa "entre 1,5 y 2 puntos porcentuales del PIB anuales en las próximas tres décadas, alcanzando un máximo superior al 21 por ciento en torno a 2050".

El gobernador del Banco de España ha explicado que, de cara al futuro, "la clave consiste en alcanzar un equilibrio entre las tasas de sustitución de nuestro sistema de pensiones que se pretenden asegurar y los ingresos necesarios para garantizar la sostenibilidad del sistema". Y ha señalado que para mantener las actuales tasas de sustitución se tendrían que hacer incrementos "muy significativos" de los impuestos.

Por ello, para mantener estos subsidios y la cobertura sanitaria adecuada para una población de cada vez mayor rango de edad, ha instado al Gobierno a llevar a cabo una estrategia de reforma "que refuerce la relación entre contribuyentes y prestaciones, y que mantenga un mecanismo de ajuste que garantice el equilibrio financiero".