15 de diciembre de 2017 | Actualizado: Viernes a las 17:40
Política Sanitaria > Sanidad hoy

El 40% de los médicos y enfermeras duermen menos de siete horas diarias

Un estudio revela que los sanitarios descansan menos horas de las adecuadas para la salud

Los sanitarios son los segundos profesionales que menos tiempo dedican a descansar.
El 40% de los médicos y enfermeras duermen menos de siete horas diarias
Redacción
Domingo, 26 de marzo de 2017, a las 11:10
Ciencias de la Salud no es compatible con el dormir. Al menos, así lo indican los datos del estudio realizado por la Academia Americana de Medicina del Sueño y la Sociedad de Investigación del Sueño, donde se miden los ratios de horas dormidas por tipos de áreas laborales. En concreto, los sanitarios son los segundos que menos tiempo dedican a descansar, solo siendo superados por los empleados vinculados con la producción de bienes y servicios.

Específicamente, mientras el 40,1 por ciento de los médicos y enfermeras dormían menos de siete horas diarias, el 42,9 por ciento de los trabajadores de la Producción mantenían el escaso número de horas de sueño. No obstante, el sistema sanitario no solo afecta a quien vista una bata, ya que en un 40 por ciento también limita el descanso de los profesionales y técnicos de la salud que no están relacionados con el ámbito de la asistencia.

Desde la Academia Americana de Medicina del Sueño y la Sociedad de Investigación del Sueño han advertido que el dormir menos de siete horas genera consecuencias en el ámbito de la salud que abarcan desde enfermedades cardiovasculares hasta trastornos como la ansiedad o la depresión. Además, hay que tomar en consideración el aumento de las posibilidades de cometer un error que están relacionados con el cansancio o el estrés acumulado.

Los profesionales que tienen las horas de sueño más garantizadas son, según los datos del estudio, los relacionados con la Educación (31,3 por ciento), Servicios Sociales (32,2 por ciento) y Computación o Matemáticas (33,8 por ciento). Unos resultados que se obtuvieron después de realizar encuestas telefónicas al alzar con personas que sean mayores de 18 años, donde se les preguntó por aspectos como comportamientos de riesgo relacionados con la salud, enfermedades padecidas y uso de los servicios sanitarios.