23 de junio de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:30
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Economía no va a reactivar la reforma de la Ley de Colegios a corto plazo

El Ministerio que dirige Luis de Guindos reconoce que no está en el calendario

Luis de Guindos, ministro de Economía.
Economía no va a reactivar la reforma de la Ley de Colegios a corto plazo
Domingo, 04 de junio de 2017, a las 18:30
El Ministerio de Economía no tiene entre sus prioridades la reactivación de la Ley de Colegios Profesionales, según ha confirmado a Redacción Médica. Fuentes de Economía aseguran que aunque se trata de “una de las reformas pendientes, aún no tenemos calendario”, por lo que la esperada reforma no se espera a corto plazo.

Cabe recordar que el gobierno paralizó el último anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales en abril de 2015 después de varios borradores y poco consenso con las profesiones. La normativa deberá esperar, a pesar de las opiniones de la Comisión Europea, organismo que en cada informe económico relativo a España ha recordado la falta de una regulación de los colegios y los servicios profesionales.

Otras instituciones como el Fondo Monetario Internacional y la OCDE, también han subrayado la necesidad de la ley, ya que las modificaciones que se han hecho a la normativa actual ha dejado la regulación de los Colegios profesionales con cambios poco significativos. En España, la Comisión Nacional de la Competencia también ha presionado para la reforma del sector, al que exige una desregulación profunda para adaptarse al Mercado Único.

Recelo en sanidad
 
En el ámbito sanitario, los últimos borradores del anteproyecto de ley habían levantado ampollas. Entre los puntos qué más recelos generaban se incluían reformas como la libre elección del lugar donde darse de alta en un colegio, la eliminación de las tarifas de inscripción y el límite de las cuotas a 20 euros mensuales, el intervencionismo del Estado en caso de “mal funcionamiento” del colegio o, lo que había generado más polémica, el régimen de incompatibilidades que obligaba a los representantes sanitarios a no simultanear cargos colegiales con puestos en mutuas, sindicatos o partidos políticos.