Especialistas abogan por una postura "razonable" ante el contexto de derechos de propiedad intelectual de las vacunas

Beneficio, transparencia y precios ajustados, opción B a liberar patentes
De izquierda a derecha: Fernando Moraga-Llop, Isabel Jimeno, Francisco Álvarez, Miguel Llainez, Ángel Cequier y Ramón García.


23 abr 2021. 09.30H
SE LEE EN 4 minutos
El debate sobre la necesidad de liberar las patentes de las vacunas Covid-19 crece cada día. Tanto es así que el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado una propuesta, insistiendo en que los derechos de propiedad intelectual no pueden ser "un freno" en la lucha contra la pandemia. Los médicos especialistas españoles advierten que liberar una patente "no se hace en 15 días" y abogan por una postura "razonable" en la que los laboratorios saquen rédito a sus investigaciones, pero todos los países puedan acceder a los fármacos. 

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

A título personal, Fernando Moraga-Llop, vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología, defiende que el objetivo a conseguir es que "las vacunas lleguen a todo el mundo". Esto puede pasar por una retirada total o parcial de las patentes o por un un acuerdo entre las farmacéuticas. "Para que permitan a otras entidades que las fabriquen", señala. "Se ha de establecer la posibilidad, de una u otra forma, de que las vacunas lleguen a todo el mundo", sentencia.

En esta línea, Isabel Jimeno, responsable del Grupo de Vacunas de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), afirma que está "totalmente a favor de liberar las patentes de las vacunas". "Es más, de todos aquellos medicamentos o cualquier tipo de herrramienta que sea útil para frenar el Covid", añade. A lo que agrega que "ni Europa, ni Estados Unidos  podrán vencer esta pandemias solos. Es un asunto de toda la población". 

En opinión de Francisco Álvarez, pediatra y miembro de la Asociación Española de Pediatría (AEP) -entidad que aún no tiene un posicionamiento sobre este tema- entiende que los laboratorios deben sacar "rédito" a su trabajo y "las patentes están pensadas para eso". No obstante, en una situación sanitaria como la actual, en la que las vacunas son tan necesarias para frenar la pandemia, esta decisión debe de recaer en los políticos. Álvarez admite comprender tanto la postura de los laboratorios como la de los países que reclaman acceso a los fármacos. No obstante, señala que "quitar una patente no es cuestión de 15 días". 

Por su parte, Miguel Llainez, neurólogo y presidente de la Sociedad Española de Neurología (SEN) considera que se trata de un tema político. "Nosotros creemos en el acceso de todos a las vacunas, pero es una cosa que nuestra entidad no puede opinar por ser un tema político", señala a Redacción Médica. La misma postura defiende Ángel Cequier, cardiólogo y presidente de la Sociedad Espoñola de Cardiología (SEC), quien no considera que "la Sociedad Española de Cardiología tenga que tomar una decisión o posición por delante de otras sociedades que tienen una clara relación y conocimiento sobre Covid-19, pacientes y vacunas".

Rentabilidad, transparencia y precios ajustados


Desde el punto de vista de Ramón García, hematólogo y presidente de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), las patentes deben ser respetadas para que no se acabe la investigación y la gente no "trabaje gratis". "Entre todos debemos buscar una fórmula para respetar todo, que las empresas ganen dinero de forma razonable con criterios de transparencia y que luego se ajusten los precios para que todos los países puedan recibir los medicamentos", considera García.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.