Un grupo de médicos de Toledo explican que estos fármacos actuarían de forma sinérgica en las primeras etapas del virus

Covid: la terapia "efectiva" que combina antihistamínicos y antibiótico


27 ene 2021. 19.40H
SE LEE EN 2 minutos
Un estudio realizado por un grupo de médicos de Yepes, Toledo, da cuenta de un nuevo tratamiento para enfrentar el coronavirus, mediante la combinación de fármacos antihistamínicos y antibióticos (azitromicina). La investigación realizada con una muestra de 84 pacientes ancianos con sospecha de Covid-19, comprobó que aquellas personas que padecían infecciones respiratorias por alergias, y a las cuales se les administraba este tratamiento, no enfermaban igual que otros con coronavirus. Con este "hallazgo", los autores señalan que se redujeron los fallecimientos y los ingresos en UCI en pacientes de riesgo frente al virus.

DIRECTO | Última hora y novedades sobre el coronavirus Covid-19

Entre marzo y abril de 2020, el grupo de muestra, residentes de dos casas de ancianos manchegas, fueron tratados precozmente con antihistamínicos (dexclorfeniramina, cetirizina o loratadina), añadiendo azitromicina en los 25 casos sintomáticos de coronavirus.

Los resultados se informaron retrospectivamente a partir del criterio de valoración principal que fue la tasa de mortalidad de Covid-19. Los criterios de valoración secundarios fueron las tasas de admisión al hospital y a la UCI. Los criterios de valoración se compararon con las tasas oficiales españolas para los ancianos.

“La edad media de nuestra población fue de 85 años, mientras que el 48 por ciento tenía más de 80 años. No se informaron ingresos hospitalarios, muertes ni efectos adversos de medicamentos en nuestra población de estudio. A finales de junio, el 100 por ciento de los residentes tenían serología positiva para Covid-19, pese a que se necesitan hacer más ensayos clínicos para determinar la eficacia de ambos fármacos en el tratamiento del coronavirus”, argumentan los autores del estudio.

La Zona Básica de Salud de Yepes pertenece al Área de Salud de Toledo y brinda cobertura de salud a una población de aproximadamente 10.000 habitantes y asistencia a dos residencias de ancianos. "Los ochenta y cuatro pacientes que viven en estos hogares de ancianos fueron la población de interés para este estudio. Estos pacientes, en la mayoría de los casos, tenian comorbilidades adicionales que predecían malos resultados de la enfermedad por Covid-19", concluyen los facultativos.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.