El tiempo transcurrido entre la aparición de síntomas y la prueba influye en la aparición de 'falsos negativos'

Covid: la probabilidad de falso positivo en prueba PCR es "insignificante"


25 dic 2020. 13.45H
SE LEE EN 4 minutos
Contar con una PCR negativa se ha convertido en condición indispensable para muchos al volver a España por Navidad. También para los que desean reunirse con la familia con la seguridad de no estar infectados de Covid-19. La alta sensibilidad demostrada por estas pruebas de diagnóstico las convierten en una herramienta clave para detectar casos y cortar cadenas de transmisión, reduciendo al mínimo las posibilidades de arrojar un resultado equivocado. 

De hecho, segun un reciente estudio realizado en Reino Unido, la probabilidad de obtener un 'falso positivo' con una RT-PCR, variante de la Prueba Diagnóstica de Infección Activa, es "insignificante". Este tipo de test son capaces de detectar resultados positivos incluso si el "virus es inerte", ya que mediante el cultivo de la muestra es posible verificar que un paciente es realmente infeccioso.

La repetición de este tipo de pruebas 24 horas después disminuye, además, drásticamente la posibilidad de no identificar a una persona infectada. Por ello, en el caso del personal sanitario y sociosanitario, los expertos de este estudio, publicado en Eurosurveillance, recomiendan no conformarse con un único resultado y corroborarlo con un segundo 'negativo', en la misma línea que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC). Según las directrices marcadas por ambos organismos, una sola prueba negativa es insuficiente para descartar una infección, y un paciente solo debe ser dado de alta si dos pruebas repetidas arrojan resultados negativos.

¿Qué relación entre la aparición de síntomas y la sensibilidad de los test? 


No obstante, la sensibilidad de los resultados positivos en este tipo de pruebas disminuye progresivamente desde que comienzan los síntomas. Es decir, cuanto más tiempo transcurre desde la aparición de estos hasta que se analiza al paciente, mayor es la probabilidad de obtener un 'falso negativo'. Según los resultados analizados, la probalidad de obtener un 'falso negativo' puede llegar a ser hasta cuatro veces menor cuando los pacientes son evaluados de forma temprana. 

En el caso de las pruebas nasofaríngeas, la probabilidad de obtener un positivo disminuyó del 96,4 por ciento el día que se iniciaron los síntomas hasta el 75,47 una vez transcurridos 10 días y hasta el 3,30 por ciento cuando había pasado un mes. 

Aún así, las PCR nasofaríngeas demostraron una mayor sensibilidad que las orofaríngeas. Las muestras tomadas en la zona de la garganta inmediatamente después de la aprición de síntomas presentaron un 5,64 por ciento menos de fiabilidad a la hora de detectar negativos que las pruebas nasales. 

Una PCR negativa no impide seguir infectando


A la luz de estos datos, los expertos no ven beneficioso realizar pruebas de forma "indiscriminada". De hecho, "realizar una PCR a alguien que tuvo síntomas hace 10 días tendrá una probabilidad de ser un falso negativo cercana al 25 por ciento. En su lugar, recomiendan los test serológicos para determinar el nivel de exposición de la población al SARS-CoV-2. 

La investigación asume que el recuento de pruebas positivas "subestima" el número de individuos infectados en la muestra analizada, lo que a su vez tiene implicaciones para las estimaciones de las tasas de letalidad. 

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores recurrieron a varios estudios preprint y publicados en junio de este año que informaran sobre los resultados de este tipo de pruebas en pacientes positivos, atendiendo especialmente al tiempo transcurrido entre la realización del test y los primeros síntomas manifestados. Una vez analizados los resultados, los expertos sugieren ampliar los estudios en este campo, incluyendo estimaciones cuantitativas que permitan sbaer cómo cambia la carga viral con el tiempo desde que aparecen los primeros síntomas

De hecho, según los datos disponibles, no se descarta que muchas de las pruebas negativas obtenidas al inicio de la pandemia estén relacionadas con la "reducción de la carga viral a un nivel subinfeccioso". 

El estudio también corrobora las advertencias lanzadas por la comunidad sanitaria estos días previos a las fiestas: una prueba negativa en un caso sospechoso no descarta una posible infeccion en sus contactos cercanos, los cuales, "deberían mantener aislamiento". 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.