Covid-19: la inmunidad colectiva por infección "no es una opción"

Un estudio sugiere que la inmunidad de grupo contra el virus debe lograrse protegiendo a través de la vacunación

Pacientes con Covid-19 ingresados en el Hospital Municipial Gilberto Novaes, en Manaos.
Covid-19: la inmunidad colectiva por infección "no es una opción"
dom 24 enero 2021. 12.00H
El objetivo de la campaña de vacunación, que arrancó a finales del pasado mes de diciembre, es que el 80 por ciento de la población de nuestro país esté inmunizada en julio de este año. Con este alto porcentaje, se espera alcanzar la inmunidad colectiva, que se produce cuando un virus no puede propagarse fácilmente, porque encuentra una población que tiene un nivel de inmunidad que reduce el número de individuos susceptibles a la infección.

DIRECTO | Siga aquí la evolución del coronavirus Covid-19

Un artículo, elaborado por la Escuela de Medicina de Edimburgo y publicado en la revista Science, ahonda en tema con Manaos, capital de Amazonas (Brasil), como ejemplo. El síndrome respiratorio SARS-CoV-2 está, en gran parte, incontrolado en esta ciudad brasileña, que saltó a la fama por las imágenes de fosas comunes debido a la saturación de hospitales y servicios funerarios.

Los datos muestran el impacto en las tasas de mortalidad de un brote no mitigado, con estimaciones de un 76 por ciento de la población infectada, no se logró la ansiada inmunidad colectiva. Según los expertos, Manaos proporciona un ejemplo de advertencia de propagación absoluta en una población, mostrando que la inmunidad colectiva probablemente no se logra incluso con altos niveles de infección y que tiene costos demasiado altos.

En Manaos, los datos sobre la aparición de anticuerpos específicos contra el SARS-CoV-2 en donantes de sangre para calcular una tasa de ataque estimada para Covid fue del 66 por ciento en junio, una cifra que aumentó al 76 por ciento en el mes de octubre. La tasa de ataque es la proporción de personas en riesgo que desarrollan una infección después de la exposición en un período de tiempo. Se estimó que la tasa de letalidad por infección estaba entre el 0,17 por ciento y el 0,28 por ciento, lo que coincide, según los investigadores, con que la población es predominantemente joven y tiene un riesgo reducido de muerte por el virus.


No existe un nivel significativo de inmunidad


Para los expertos, estos datos demuestran que es probable que el umbral de inmunidad colectiva, la proporción de la población que necesita ser inmune para reducir el número de individuos susceptibles lo suficiente como para revertir el crecimiento epidémico, sea alto para el SARS-CoV-2. Estos hallazgos también sugieren que la mayoría de las personas que no están expuestas son susceptibles a este virus.

Aunque algunos han sugerido que puede haber un grado de inmunidad preexistente de células T con reactividad cruzada y humoral contra el SARS-CoV-2 y que una proporción menor de infección de solo 10 a 40 por ciento de la población podría alcanzar la inmunidad de grupo, el estudio muestra que no existe un nivel significativo de tal inmunidad.

“Dado que la seroprevalencia está por debajo del 20 por ciento en la mayoría de los países, estos datos sugieren que sin medidas de control estrictas, la epidemia continuaría acelerándose durante muchos meses, con un costo inaceptablemente alto. Las muertes que se acumularían en pos de la inmunidad colectiva adquirida naturalmente serían catastróficas”, explican los autores del estudio.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.