Un estudio muestra que los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos pueden modular la infección en ratones

Covid-19: el ibuprofeno altera la respuesta inicial de los anticuerpos


25 ene 2021. 12.50H
SE LEE EN 4 minutos
Una nueva investigación muestra que los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) redujeron las respuestas inflamatorias y de anticuerpos a la infección por SARS-CoV-2 en ratones. El estudio aparece esta semana en el Journal of Virology, una publicación de la Sociedad Estadounidense de Microbiología.

Los autores señalana en el estudio que la identificación de medicamentos que regulan la infección por SARS-CoV-2 y sus síntomas ha sido un área de investigación urgente durante la pandemia del Covid-19. "Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), que se utilizan con frecuencia para aliviar el dolor y la inflamación, podrían modular tanto la infección por SARS-CoV-2 como la respuesta del huésped al virus",  indican. 

DIRECTO | Última hora y novedades del coronavirus Covid-19

Así, señalan que los AINE inhiben las enzimas ciclooxigenasa-1 (COX-1) y ciclooxigenasa-2 (COX-2), que median en la producción de prostaglandinas (PG). Dado que estas desempeñan diversas funciones biológicas en la homeostasis y las respuestas inflamatorias, "la inhibición de la producción de prostaglandinas con AINE podría afectar la patogénesis de Covid-19 de múltiples maneras". 

Los investigadores demostraron que la infección por SARS-CoV-2 aumenta la COX-2 en diversos sistemas de cultivo de células humanas y de ratón. Sin embargo, la supresión de la COX-2 por dos AINE de uso común, ibuprofeno y meloxicam, no tuvo efecto sobre la expresión de ACE2 , la entrada  o la replicación viral.

"Nuestros hallazgos indican que el tratamiento con AINE puede influir en los resultados de Covid-19 al atenuar la respuesta inflamatoria y la producción de anticuerpos protectores en lugar de modificar la susceptibilidad a la infección o la replicación viral", indican. 

Importancia de esta investigación


La investigación es importante porque "los AINE son posiblemente los medicamentos antiinflamatorios más utilizados", ha indicado el investigador principal Craig B. Wilen, profesor asistente de Medicina de Laboratorio e Inmunología de la Facultad de medicina de la Universidad de Yale. Además de tomar AINE para afecciones crónicas como la artritis, las personas los toman "por períodos más cortos durante las infecciones y para los efectos secundarios de la vacunación, como dolor, fiebre, y malestar", ha añadido Wilen. "Nuestro trabajo sugiere que el AINE meloxicam amortigua la respuesta inmune a la infección por SARS-CoV-2".

La investigación también sugiere que las consecuencias del uso de AINE durante la infección natural y la vacunación deben evaluarse en humanos, según Wilen: "Es probable que estos datos existan, particularmente en los ensayos clínicos de las vacunas, por lo que deberían analizarse para ver si producen respuestas de anticuerpos en las personas".

"Tomar AINE durante el Covid-19 podría ser perjudicial o beneficioso, según el momento de administración", ha indicado Wilen. Otro potente antiinflamatorio, la dexametasona (que no es un AINE), es perjudicial para quienes padecen Covid-19 cuando se toma al principio de la infección, pero es beneficioso cuando se administra durante las etapas posteriores de la enfermedad", ha añadido.

De manera similar, la actividad antiinflamatoria de los AINE podría ser perjudicial al comienzo de la infección por SARS-CoV-2, porque en esta etapa la inflamación suele ser útil. Eso cambia en etapas posteriores de Covid-19, particularmente si el paciente sufre una inflamación intensa conocida como tormenta de citoquinas.

Una reducción de los anticuerpos neutralizantes causada por los AINE puede ser benigna o puede debilitar la capacidad del sistema inmunológico para combatir la enfermedad durante las primeras etapas de la infección. También podría reducir la magnitud y la duración de la protección contra infecciones naturales o vacunas, ha añadido Wilen.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.