La vacuna pierde apoyos y solo el 0,3% se la pondría por consejo sanitario

En un mes, ha crecido en cinco puntos el porcentaje de población que descarta vacunarse inmediatamente frente al Covid

Sólo el 36,8 por ciento de los españoles se vacunaría contra el coronavirus inmediatamente.
La vacuna pierde apoyos y solo el 0,3% se la pondría por consejo sanitario
mié 18 noviembre 2020. 12.10H
El 47 por ciento de los ciudadanos españoles descarta vacunarse inmediatamente cuando se disponga de una vacuna contra el coronavirus Covid-19, frente al 36,8 que sí lo haría. Así se desprende del último Bartómetro realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas, publicado este miércoles. Este porcentaje es 5 puntos superior al publicado en octubre, cuando el 43,8 por ciento de los encuestados descartaba vacunarse en cuanto estuviera la vacuna.

DIRECTO | Siga aquí la última hora de la crisis sanitaria

Además, sólo el 0,3 por ciento de la población se vacunaría inmediatamente por consejo de las autoridades científicas o sanitarias; el 1,4 por ciento si tiene garantías; y el 0,1 por ciento condiciona su respuesta al origen de la vacuna. 

Preguntados por quién se debería hacer cargo de la pandemia principalmente, el 69,3 por ciento de los encuentados or el CIS considera que tanto el Gobierno como las CCAA deben gestionar la crisis sanitaria en colaboración. Por el contrario, el 18,1 cree que el Gobierno debe tener el control mientras el 5,2 por ciento apuesta por las CCAA. 

Además, un 2,3 por ciento considera que deben ser médicos, científico y expertos en sanidad independientes los que estén al mando y un 0,3 apuesta por organizaciones como la Organización Médica de la Salud (OMS) como líderes de la gestión. 

Una amplia mayoría de los ciudadanos, el 73,6 por ciento, aboga por implementar medidas de control y aislamiento más exigentes frente a la crisis del coronavirus, mientras que el 10,1 considera que podemos continuar como hasta ahora. Además, el 58,9 de los encuestados admite estar muy preocupado por la pandemia y un 36,6 por ciento, bastante.

Después de los últimos meses vividos, el 87,9 por ciento de los encuestados cree convenientes reformas en la sanidad española, frente a un 6,6 por ciento que no las considera necesarias.

El Covid-19, el principal problema para los españoles


Los peligros para la salud derivados de la pandemia del Covid-19 y la falta de recursos suficientes para hacer frente a la pandemia constituyen el mayor problema para la población española, con un 44,2 por ciento de los votos. Le siguen la crisis económica (42,7 por ciento), el paro (24,3 por ciento), los problemas políticos (19,9 por ciento) y la sanidad (18,9 por ciento).  

En octubre, los peligros derivados del nuevo coronavirus se situaban como el segundo mayor problema para la ciudadanía, con el 38,3 por ciento de los votos y por detrás de la crisis económica (39,6 por ciento), por lo que el nuevo coronavirus ha adelantado a la crisis económica como problema principal en España

Además, la crisis del coronavirus contituye la mayor preocupación para los ciudadanos, ya que el 33,4 por ciento lo señala como el problema que más le afecta personalmente, seguido de la crisis económica (30,5 por ciento), el paro (15,6 por ciento) y la sanidad (15,3 por ciento).

Suspenso a los políticos por su gestión de la pandemia


El último Barómetro, del que se desprende que la independencia preocupa más a los catalanes que la pandemia provocada por el coronavirus en España; demuestra el descontento de la ciudadanía con los líderes políticos de los principales políticos por su actitud durante la pandemia de coronavirus, a quienes suspende. 

Así, Pedro Sánchez sólo obtiene un 4,4 de media; Pablo Casado un 3,2; Pablo Iglesias un 3,3; Santiago Abascal un 2,1 e Inés Arrimadas un 3,4. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.