CCOO considera que la "demagogia fiscal" de Vox perjudica a la sanidad

A pocos días del 10N, el sindicato analiza con Redacción Médica qué partidos son más receptivos a sus reivindicaciones

Unai Sordo, secretario general de CCOO
CCOO considera que la "demagogia fiscal" de Vox perjudica a la sanidad
jue 07 noviembre 2019. 17.20H
Con las elecciones a la vuelta de la esquina y una vez analizados los programas, desde Comisiones Obreras (CCOO) ven más factible que un gobierno progresista contemple sus reivindicaciones laborales en materia sanitaria. Por el contrario, creen que las propuestas fiscales de PP, Ciudadanos y Vox deteriorarían los servicios públicos, entre los que se encuentra la sanidad. Así se lo ha hecho saber Unai Sordo, secretario general de CCOO a Redacción Médica en el transcurso de una entrevista que se publicará en este medio.

"Todo el mundo tiene posiciones amables ante las reivindicaciones en un sector tan sensible como es el de la sanidad, pero somos conscientes de que los programas políticos están vigentes lo que dura la precampaña o la campaña electoral", explica Unai Sordo, que añade: "En todo caso, a priori la disposición de los partidos de orbe progresista es buena. Hay otros partidos que, aunque declarativamente no están en contra de las reivindicaciones que planteamos, hacen propuestas en política fiscal que son incompatibles".

En su opinión, "es imposible recuperar un nivel de inversión y de gasto público en materia de sanidad si se promueve una caída generalizada de los impuestos y, por tanto, de los ingresos públicos". Esto, afirma, "conllevaría un deterioro acelerado de la sanidad pública en muy pocos años".

Vox, señalado por su fiscalidad


Desde CCOO se señala abiertamente al partido liderado por Santiago Abascal. En el programa económico de Vox, argumentan, "se habla de una caída de la presión fiscal en España de 6,8 puntos sobre el PIB. Teniendo en cuenta que ya tenemos un desfase con Europa de 7,4 puntos de PIB, estamos hablando de un absoluto suicidio económico para el país", teme Sordo.

"Una de dos, o se quiebra el país o se deterioran los servicios públicos en cuestión de un año y por tanto la sanidad. Tiene todas las papeletas si esta demagogia fiscal se lleva adelante, espero que no", confiesan a este medio. 

Las fuerzas progresistas, más cercanas a acuerdos


Preguntado por qué partido o gobierno de coalición será más receptivo a sacar adelate las propuestas planteados por CCOO, el secretario general considera que se podrá llegar a más acuerdos con "fuerzas de carácter progresista", aunque no determina si en un gobierno de coalición o no.

"Tanto la política de defensa de servicios públicos como la política de recaudación fiscal son dos hermanos siameses, tienen que ir necesariamente una ligada a la otra y evidentemente con las
propuestas que en materia fiscal están haciendo tanto el Partido Popular como Ciudadanos -y lo dicho ya con la propuesta disparatada que se ha descolgado VOX-, no es previsible nada que no sea un deterioro muy importante de los servicios públicos en España", argumenta Sordo.

"Si esas propuestas fiscales llegan a ver la luz, cosa que tengo serias dudas que las pudieran hacer como digo, podrían quebrar el país en un plazo relativamente corto de tiempo", insiste el representante sindical, que no se atreve a hace runa estimación de lo que pasará el próximo 10 de noviembre aunque no confían en que haya muchos cambios.

"Más allá de cómo se componga el Parlamento, lo que hace falta es altura de miras de los partidos para llegar a acuerdos razonables de dar contenido a la legislatura y echarla a andar . Lo que no se explica es este impasse, este bloqueo permanente que llevamos viviendo desde hace ya más tiempo del debido", sentencia Unai Sordo.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.