Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 16:50
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Catalá rectifica: los ciegos y sordos sí podrán casarse sin dictamen médico

El ministro de Justicia afirma que emitirá una instrucción para que la reforma no afecte a discapacitados sensoriales

Rafael Catalá, ministro de Justicia.
Catalá rectifica: los ciegos y sordos sí podrán casarse sin dictamen médico
Redacción
Miércoles, 21 de diciembre de 2016, a las 18:10
Las personas sordas y ciegas finalmente podrán casarse sin necesidad de un certificado médico. Así lo ha asegurado el ministro de Justicia, Rafael Catalá, al ser preguntado en el Senado sobre esta polémica, que ha encontrado eco mediático tras las quejas de colectivos afectados como el Comité Español de Representantes de personas con Discapacidad (Cermi),  la Confederación Española de Familias de Personas Sordas (Fiapas) o la ONCE

"Se emitirá una instrucción para aclarar que la reforma del Código Civil que entra en vigor en junio próximo no exige a las personas con discapacidad un certificado para casarse", ha explicado el ministro en la Comisión de Justicia de la Cámara Alta. 

Se pone así fin a la polémica surgida tras conocerse que la nueva redacción del artículo 56 del Código Civil señalaba que "si alguno de los contrayentes estuviere afectado por deficiencias mentales, intelectuales o sensoriales se exigirá por el secretario judicial, notario, encargado del Registro Civil o funcionario que tramite el acta o expediente, dictamen médico sobre su aptitud para prestar el consentimiento". 

Puede ser anticonstitucional

Tras la inclusión de "deficiencias sensoriales", colectivos como el Cermi ya habían pedido al Gobierno una modificación de la legislación actual para no generar distinciones entre las personas y "porque una discapacidad no es óbice para que alguien comprenda el significado del matrimonio y pueda prestar su consentimiento al mismo". Señalaban, además, que la nueva redacción podría ser incluso anticonstitucional. 

También desde Ciudadanos habían pedido explicaciones al Gobierno sobre este cambio, solicitando una respuesta por escrito sobre si tenía intención de dar marcha atrás y en caso de ser así, cuándo se produciría. 

La nueva norma, que entrará en vigor el próximo 30 de junio de 2017, finalmente quedará subsanada por el Ministerio de Justicia, impulsor del cambio legal.