29 de junio de 2017 | Actualizado: Jueves a las 17:40
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Bengoa: "Me preocupa que la posición antivacunas de Trump afecte a España"

El exasesor de Obama para su reforma sanitaria analiza los planes del nuevo presidente estadounidense

Rafael Bengoa.
Bengoa: "Me preocupa que la posición antivacunas de Trump afecte a España"
Carlos Corominas
Sábado, 04 de febrero de 2017, a las 20:10
En su primer día en la Casa Blanca, Donald Trump cumplió una amenaza. Como ya venía advirtiendo durante la campaña electoral y en los días previos a la toma de posesión, su primera orden sería revocar Obamacare. Así lo hizo. Apenas unos minutos después de la ceremonia oficial firmaba un decreto para que los estados eliminen "los aspectos más costosos" de la ley.
 
Los planes de Trump respecto a la sanidad en EEUU preocupan a una de las personas que asesoró a varios estados en el desarrollo de Obamacare, Rafael Bengoa, que incluso cree que España se puede ver afectada la posición antivacunas del nuevo presidente.
  
¿Cómo valora que la primera orden de Trump fuera contra Obamacare y qué impacto tendrá esta decisión?
 

"Trump está preparando el terreno para autoeliminarse de la política por sobredosis ideológica"


No me preocuparía tanto por lo que hace Trump porque cada paso que da acelera su fin. Casi se diría que está preparando el terreno para autoeliminarse de la política por sobredosis ideológica. El problema ahora es que los propios republicanos no saben qué hacer. The Washington Post ha publicado el contenido de una reunión de los republicanos en la que se están riñendo porque no están nada de acuerdo con este proceso. Trump solo dice que va a rechazar y reemplazar la norma y, con esta orden ha hecho la parte de rechazar, pero no ha dado una sola idea de cómo la va reemplazar salvo decir que no va a pagar. Durante la campaña  dijo que no iban a perder la cobertura los americanos, pero que a la vez no iban a pagar. Sería como si en España dijéramos que el país no va a poner el 7% del PIB para sanidad, pero que todo el mundo va a seguir cubierto por el Sistema Nacional de Salud.
 
El problema que tiene Trump es que es una ley que ha cubierto a 24 millones de personas en tres años y es muy popular. Hay gobernadores republicanos muy nerviosos con el plan de Trump con Obamacare porque la ley ha hecho que ganen mucho voto latino.
 
Entonces, ¿la oposición más fuerte a los planes de Trump vendrá desde la sociedad o desde los propios republicanos?
 
La sociedad ya está saliendo a la calle tanto por los planes los inmigrantes como por Obamacare y tantas otras cosas. Las mujeres también están preocupadas por la probable pérdida de apoyo a la salud reproductiva. Va a haber distintos elementos sociales, mujeres e inmigrantes, que van a provocar una oposición social muy fuerte, pero esta va a ser reprimida.

Los republicanos van a sacar alguna ley alternativa porque no les queda otra y lo más probable es que eso cree bastante paro, desestabilice los mercados y deje a mucha gente sin cobertura. Ten en cuenta que cubrir a 24 millones de personas da mucho trabajo a mucha gente. Incluso a las propias aseguradoras ya no les interesa dejar de hacer Obamacare porque estaban ganando dinero con ello. Donde realmente va a haber más resistencia va a ser en los estados ya que tienen poder legislativo propio y, aunque Trump puede hacer bastante daño, pueden contrarrestar y mantener parte de la cobertura con fondos propios.
 
Al final pasará que aquellos estados, demócratas y republicanos, que sigan con Obamacare tendrán mejores resultados en salud y eso creará mucha tensión por las diferencias. Imagínate que algunas comunidades autónomas de España tuvieran cobertura y otras no. Las que tienen cobertura van vacunar mejor y van a tener mejores resultados que las otras. Además de cubrir a mucha gente, Obama ha conseguido muchísima igualdad territorial.
 

"Obamacare protege contra la enfermedad, pero también contra la bancarrota"


Un informe del organismo independiente Congressional Budget Office señala que 18 millones de personas perderán la cobertura en el primer año y 34 millones en una década si los planes de Trump salen adelante. ¿En qué situación quedan estas personas?
 
Volveremos a ver cómo la gente, sobre todo aquellas personas que ganan menos de 50.000 dólares al año (ingresos medio en EEUU), perderán dos cosas, además de su cobertura: salud y la protección contra la bancarrota. El Obamacare protege contra la enfermedad, pero también contra la bancarrota. Si tu pierdas esas dos cosas, te puedes imaginar contra quién van a votar después. Hay que recordar que los americanos de clase media saben que el 63 por ciento de las bancarrotas antes de la ley de Obama se debían a facturas médicas.
 
¿Puede afectar a la salud pública?
 
Va a afectar claramente a la salud pública. Además, una de las cosas que está mostrando ya la Casa Blanca es una especie de lógica no científica y esto no está solo en Obamacare sino que está en el ámbito de las vacunas con el nombramiento del antivacunas como Robert F. Kennedy Jr como jefe del grupo de vacunas. No puedes tener a un presidente americano que no cree en la ciencia porque creará muchas tensiones.
 
Cuando se aprobó la ley, Obama dijo que le gustaba en un 95 por ciento, pero que se lamentaba de no haber conseguido una opción pública ¿Habría cambiado algo de lograrse este punto?
 
Hubiera reforzado la idea de Trump de ir contra Obamacare. Al menos ahora la ley se mueve en un marco de mercado. En los EEUU tienes la mitad del dinero en Medicare y Medicaid, que es público, y luego el otro 50% de la cobertura es privada. Obama sí quería tener algo que se pareciera más a Europa con un pagador único y no un montón de seguros, pero hizo lo que se hace en política: hacer lo posible en lugar de lo absolutamente deseable.
 

"Obamacare está bien blindado ante los planes de Trump"


¿Se podría haber blindado mejor el Obamacare de alguna manera?
 
Lo primero que hay que pensar es que una situación como la actual era bastante impensable, pero Obamacare está bien blindado ante los planes de Trump. El hecho que los Estados tengan poder legislativo es bastante positivo. Por ejemplo, en Kentucky el número de personas no aseguradas ha bajado del 40 por ciento al 13 por ciento. Te puedes imaginar que el gobernador no quiere tener otra vez un 40 por ciento de personas no aseguradas. A los gobernadores, republicanos o demócratas, les da votos, empleo y dinero.
 
¿Qué le trasladan las personas de aquellos estados a los que asesora en EEUU?
 
Todo el mundo está tratando de hacer control de daños ante los posibles daños de Trump. La gran preocupación es volver a los años 50, a un mercado libre en el que solo algunos van a tener la cobertura sanitaria por su nivel de riqueza. Volver a los años 50, a un mercado libre y con ese 63% de bancarrota a la gente le preocupa mucho.
 
¿Tiene alguna crítica a Obamacare?
 
Sí. El lanzamiento del programa informático fue un poco precipitado. Al principio la gente no se podía apuntar y se perdieron muchas personas que se habrían apuntado si hubiera sido más fácil. Ese fue el principal fallo. Todo lo demás es un legado espectacular en términos políticos para EEUU.
 
¿Pueden afectar las decisiones sanitarias de Trump a España?
 
No por el lado de Obamacare, porque no va a afectar al modelo de cobertura que tenemos. Sí me preocupa que la posición antivacunas de Trump afecte a España porque le va a dar más voz a los antivacunas. Los responsables en Europa y en España deberían empezar ya a contrarrestar lo que venga de EEUU sobre las vacunas. Es muy importante hacerlo porque el impacto en salud pública que puede tener una lógica antivacunas es muy peligroso.