Csif propone derivar este trámite de los facultativos a organismos como el INSS o las mutuas en la sexta ola

Bajas covid de oficio y sin justificante médico ante el colapso de Primaria
Fernando Hontangas


11 ene 2022. 12.00H
SE LEE EN 3 minutos
La gestión de las bajas covid se ha convertido en casi una prioridad para los médicos de Familia en plena sexta ola. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (Csif) solicita medidas urgentes que permitan atajar el problema y descongestionar a los facultativos, derivando este trámite a otros organismos como el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS), mutuas de trabajo o médicos de empresa.

"Esta función burocrática la pueden llevar a cabo perfectamente otros organismos y profesionales a los que se debería otorgar la habilitación correspondiente". De esta manera no sería necesario un justificante médico, como ocurre en otros países de la Unión Europea, sino un único parte de alta/baja de siete días de duración, que se tramitaría de oficio una vez comunicado el resultado positivo del test autodiagnóstico de antígenos por parte del paciente a Salud Pública. 

"Esta situación podría y debería aliviarse estableciendo un mecanismo a nivel nacional por el que los facultativos tramitaran simultáneamente los partes de baja y de alta en un solo acto médico", aclaran. Al no tener que contactar nuevamente con su médico de Atención Primaria, entienden que se aligeraría la burocratización a la que están sometidos estos profesionales. 

En la primera ola, con muchísimas menos bajas, estas gestiones las realizaban de hecho los médicos de trabajo junto con los departamentos de recursos humanos de los centros de trabajo. "Los médicos han pasado de resolver problemas clínicos, valorando directamente al paciente, a ser meros gestores de bajas de contagios covid", asegura la Unión autonómica del sindicato en Madrid. 

Dado que no se exige que ningún profesional sanitario de la sanidad pública realice el autotest diagnóstico ni corrobore su validez a la hora de considerar infección por covid, el sindicato no entiende que, sin embargo, sea necesario que un médico de Familia gestione un parte de alta y otro de baja sin ver al paciente. No obstante, los facultativos de Primaria se niegan a dar bajas y altas sin que haya una valoración médica previa, ya que la responsabilidad del alta/baja recae sobre el médico que la firma. "Su función es resolver problemas clínicos".

Agendas infinitas y turnos dobles 


El sindicato considera que no se puede sobrecargar más a estos profesionales, exigiéndoles realizar trámites burocrático y "paralizando el resto de atención sanitaria no covid, ya bastante mermada
desde hace dos años", con agendas "infinitas" y "turnos dobles". Además no hay asistencia en los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), por continuar cerrados desde que empezó la pandemia los 37 centros existentes.

Según Csif, el crecimiento de las bajas y los contagios, ha hecho que la Atención Primaria haya pasado "del colapso a la caída libre, generando largas colas a la entrada de los centros de salud" de pacientes que sospechan estar contagiadosm ya que la media de citación al usuario es de catorce días, tanto de manera telefónica como presencialmente. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.