Redacción Médica
19 de agosto de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Baja la brecha salarial por sexo en sanidad, pero ellas cobran un 13% menos

La brecha salarial sanitaria disminuye ocho puntos porcentuales desde 2006

La brecha salarial no ajustada es de un 28%.
Baja la brecha salarial por sexo en sanidad, pero ellas cobran un 13% menos
I. P. Nova
Lunes, 12 de marzo de 2018, a las 12:50
De una brecha salarial de un 21,78 por ciento a una del 13,51 por ciento. Esa ha sido la bajada porcentual que ha vivido el sector sanitario en los últimos ocho años hasta 2014.

Según un estudio realizado por Brindusa Anghel, del Banco de España; Ignacio Conde-Ruiz, de la Universidad Complutense; e Ignacio Marra de Artíñano, de la Universidad de Oxford, las trabajadoras del sector sanitario en España se han ido acercando a la remuneración salarial de sus compañeros varones a un ritmo de un punto porcentual al año desde 2006.

Los resultados del informe, publicados a raíz del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, comparan -usando los datos de Encuesta de Estructura Salarial (EES) española y europea- la evolución de las brechas salariales de género en la península.

Considerando la brecha salarial de género como el porcentaje adicional que cobran los hombres respecto a las mujeres, la medición de dicho informe se ha realizado sobre el salario por hora (corrigiendo así por la mayor incidencia de la jornada parcial y de la temporalidad sobre las mujeres).

De esta forma, se hace visible que en 2002, primer dato oficial de dicho informe, la diferencia entre la remuneración económica del trabajo de hombres y mujeres en el sector sanitario era de un 17,18 por ciento. En esos tiempos, las mujeres eran más de un 71,48 por ciento dentro del sector algo que, de forma similar al resto de sectores laborales españoles, ha ido aumentando según han ido pasando los años.


En 2002 la diferencia entre la remuneración económica del trabajo de hombres y mujeres en el sector sanitario era de un 17,18%


Pero, a diferencia del resto de sectores en el que la norma marca que cuanto mayor es el porcentaje de mujeres un sector de actividad, más pequeña es la brecha; el área sanitaria sufrió un aumento de dicho porcentaje en el paso de 2002 a 2006. En los tiempos previos a la crisis, la brecha salarial para los sanitarios pasó de ser un 17,18 por ciento a un 21,78 por ciento.

Buenos datos desde 2006

Desde 2006, el tanto por ciento ha ido disminuyendo hasta 2014 (último dato) a un punto porcentual por año. Es decir que, de la diferencia de remuneración laboral de un 21,78 por ciento se pasó en 2014 a un 13,51 por ciento.

A nivel sectorial, el informe desgrana que la brecha no ajustada en España es de un 28 por ciento en el área de la salud y las actividades sociales.

En comparación con Francia o Alemania, los sanitarios españoles tienen una brecha por hora y sector superior a los vecinos franceses cuya disparidad es de un 18 por ciento. Por el contrario, están por debajo de Alemania que alcanza el 30 por ciento.

Asemejando el datos a otros sectores, el informe desgrana que es la sanidad, junto con el comercio, el sector donde la brecha no ajustada es más elevada. Igualada por las mujeres que se dedican al comercio, las trabajadoras de la salud cobran un 28 por ciento menos por hora que sus compañeros masculinos. Algo que no se puede imaginar en sectores de la Administración pública o la educación donde dicha disparidad apenas alcanza el 9 por ciento.