Arranca "el procedimiento" para que Bamberg rinda cuentas por su opacidad

La AEF comienza los trámites para que la fundación que preside Ignacio Para cumpla con los estatutos en transparencia

Ignacio Para, presidente de la Fundación Bamberg.
Arranca "el procedimiento" para que Bamberg rinda cuentas por su opacidad
lun 04 febrero 2019. 12.50H
La Asociación Española de Fundaciones (AEF) “ha iniciado el procedimiento interno oportuno” para comprobar por qué su asociada, la Fundación Bamberg, no cumple con los estatutos que la obligan a publicar sus cuentas en la web oficial o a través de la web de la AEF.

Así lo ha explicado a Redacción Médica su director general, Silverio Agea, quien ha precisado que tras conocer la situación de la fundación del sector salud que preside Ignacio Para, “se puso en conocimiento del Comité Ejecutivo, quien lo ha trasladado a la Junta Directiva”. Iniciando así un proceso que, según ha señalado Agea, no suele alargarse demasiado en el tiempo.

Según publicó este periódico, la Fundación Bamberg lleva ‘saltándose’ los estatutos de la AEF desde el año 2013, cuando la aprobación de una modificación de los mismos pasó a obligar a sus asociadas a publicar las cuentas en su web oficial o a través de la AEF. Las cuentas de los citados cinco ejercicios anuales no se encuentran, a cierre de esta noticia, en ninguno de los portales que indican los citados estatutos. Estos reflejan el requerimiento de manera clara en su artículo 8, ‘Deberes’, punto c: “Hacer públicas sus cuentas anuales, a través de su página web o de la web de la AEF”.

La AEF, que aglutina a 793 socios, tiene en su espíritu fundacional mantener el buen gobierno de las fundaciones. Así, de su código se declaran convencidos de “la necesidad de actuar con transparencia, de practicar una rigurosa transparencia informativa de nuestras entidades: además de impulsarla y fomentarla entre nuestras fundaciones asociadas, queremos dotarles de los instrumentos necesarios para tratar alcanzar el nivel de exigencia y de compromiso con este propósito”.

Riesgo de expulsión por "incumplimiento grave"


La paradoja es que la fundación que preside Ignacio Para lleva cinco años amparada por este sello de buen gobierno mientras se estaría saltando los estatutos respecto a la publicación de sus cuentas. Media década en los que la Fundación Bamberg habría estado desarrollando actividad patrocinada en numerosas ocasiones por empresas privadas (según consta en los programas de las actividades), y contando además con la participación en sus eventos de responsables de la Administración pública española.

La propia AEF contempla en sus estatutos la expulsión de las fundaciones asociadas que no cumplan con las normas internas. Algo que se refleja en su artículo 9, ‘Pérdida de la condición de fundación asociada’, el punto d aclara que el “incumplimiento grave de cualquiera de las obligaciones establecidas en estos Estatutos” puede suponer la salida del organismo. Un proceso para el que “será necesario el acuerdo motivado de la Junta Directiva adoptado por mayoría simple, previa audiencia de la fundación afectada”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.