Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 12:00
Política Sanitaria > Sanidad hoy

Alerta sanitaria en Italia por el caso de las espinacas alucinógenas

Las autoridades sospechan de la presencia de mandrágora tras el segundo caso de intoxicación alimentaria

Imagen de un brote de espinacas crudas.
Alerta sanitaria en Italia por el caso de las espinacas alucinógenas
Redacción
Jueves, 05 de octubre de 2017, a las 14:30
Italia trata de apaciguar el pánico entre los consumidores después de que las autoridades sanitarias hayan retirado del mercado un lote de espinacas congeladas. La decisión fue motivada por el ingreso de urgencia de una familia que presentaba síntomas de intoxicación alimentaria y alucinaciones tras la ingesta de la verdura en mal estado.

Según el Ministerio de Sanidad, la causa más probable de la intoxicación es la “posible presencia” de mandrágora –una planta conocida por sus efectos alucinógenos- entre los brotes de espinacas, tal y como el organismo anunció a través de un comunicado.

La decisión se tomó este jueves, después de que la familia acudiese al servicio de urgencias del hospital de Fatebenefratelli, en Roma, donde tanto los padres como sus dos hijos tuvieron que ser atendidos por una presunta intoxicación, a la que acompañaban síntomas de confusión, alucinaciones y amnesia, los cuales conforman el cuadro típico causado por el consumo de hojas de espinaca contaminadas con mandrágora.

Este caso podría haberse considerado aislado, de no ser porque hace exactamente un mes –el pasado 5 de septiembre- un hombre presentaba los mismos síntomas tras haber consumido el mismo producto en Milán. Tras cruzar ambos casos, las autoridades italianas han llegado a la conclusión de que se podría tratar de un lote contaminado, por lo que ha activado el protocolo para retirarlo de inmediato.

Ante el riesgo de intoxicación, Bonduelle, la distribuidora de las espinacas, ya ha pedido a los consumidores que no ingieran ningún producto de cuatro lotes concretos. Eso sí, la empresa subraya en su comunicado que aún “no se ha confirmado la presencia de mandrágora en el producto”, por lo que pide prudencia y considera su medida como preventiva.

Desde Italia ya se ha informado a la Aecosan (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) del estado de alerta respecto al producto presuntamente contaminado y a un posible brote causado por las espinacas, congeladas en España.

A falta de que se confirme la presencia de mandrágora en las espinacas, las autoridades han informado de que el lote supuestamente contaminado es el número 15986504-722 45 M 63 tmc 082019, con fecha de consumo preferentemente anterior al 31/08/2019. Por lo que se solicita a aquellos que lo hayan adquirido que no lo consuman.