21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

"El objetivo de UGT es recuperar las 35 horas en sanidad esta legislatura"

La recién elegida secretaria de Salud de UGT, Gracia Álvarez, desgrana sus planes para los próximos cuatro años

Gracia Álvarez, nueva secretaria de Salud, Servicios Sociosanitarios y Dependencia de UGT.
"El objetivo de UGT es recuperar las 35 horas en sanidad esta legislatura"
mié 22 junio 2016. 09.30H
@cristinaalcalal
Recién elegida secretaria de Salud, Servicios Sociosanitarios y Dependencia de UGT, Gracia Álvarez aterriza en el sector sanitario para defender su carácter público y gratuito y luchar contras las privatizaciones y el copago. Pero no solo eso. A lo largo de estos cuatro años de mandato, esta enfermera busca mejorar las condiciones laborales de los profesionales que integran en el SNS, instando a las Administraciones, a través de la negociación colectiva, a que creen empleo en sanidad y recuperen las 35 horas semanales que se perdieron antes de la crisis.

¿Cuáles son los principales objetivos que se ha marcado para estos cuatros años de legislatura?

Creo que es importante empezar señalando que consideramos los servicios públicos como pieza clave del Estado del Bienestar. Por ello, entre nuestros objetivos está el potenciarlos. Entre ellos se encuentra, por supuesto, la sanidad, es una de las cuestiones más importantes que está sobre la mesa. Además, a quienes trabajamos en este ámbito nos preocupa en nuestra doble condición: como empleados públicos y como usuarios del sistema sanitario.

En esa línea apostamos por una sanidad universal, pública, gratuita y de calidad.; por la naturaleza pública del Sistema Nacional de Salud y su concepción integral y rechazamos el copago. Postura que está en consonancia con el rechazo a la privatización de servicios públicos esenciales. Por ello, defendemos la prestación directa de los servicios públicos frente a fórmulas de privatización o externalización.

Fuera de nuestros objetivos no puede quedar la recuperación de lo perdido por los recortes del Real Decreto de 2012. Cuestiones como la pérdida de empleo (alrededor de 28.000 puestos de trabajo en todas las categorías en el SNS), la jornada de 35 horas semanales, o la recuperación de las retribuciones perdidas.

¿Cuáles son las principales propuestas que hará al próximo Gobierno en materia de sanidad?

Le pediría que se diera cuenta de la importancia de los profesionales. Las organizaciones son, en buena medida, lo que son sus trabajadores. La calidad de los servicios que prestan depende de tener unas buenas instalaciones y de aplicar los mejores conocimientos, pero la aplicación de éstos la realizan las personas, son ellas las que deciden que es lo más adecuado para aplicar. En definitiva, las que gestionan los recursos y el conocimiento y de ello depende la calidad tanto como de la disponibilidad dichos conocimientos o recursos.

Pensar en cómo me gustaría que me trataran cuando estuviera enferma o cuando tuviera 80- 90 años. Sería importante que me prestaran unos cuidados de calidad, que me trataran con “cuidado”, con atención, que siguieran contando conmigo, que respetaran mis valores, aquello que es importante para mí. Y todo esto es cuestión de los trabajadores en buena medida. Habitualmente se produce una cadena en la que si los trabajadores son bien tratados tratan bien, si no son reconocidos, si no se reconoce el valor de su trabajo, acaban ellos mismos no viendo el valor de ese trabajo y con ello se deteriora la calidad de la asistencia en cualquiera de los ámbitos de los que estamos hablando.

Desde el presupuesto de la importancia de las personas que trabajan en las organizaciones, es importante concluir el desarrollo de las especialidades de enfermería de una forma seria, que no excluya a aquellos profesionales que han tenido un modelo de docente distinto al actual y que en este momento están desarrollando un trabajo importante.

Otra de las propuestas es cubrir las necesidades de médicos especialistas en todo el país, hay carencia en diferentes especialidades como pediatría y anestesia. Realizar esta cobertura es necesario para la calidad de la asistencia.

El reconocimiento de la cualificación en otros profesionales que prestan sus servicios en el ámbito de la sanidad es otro de los objetivos, desde los técnicos hasta las personas que realizan el mantenimiento en los hospitales, todos importan para la calidad del servicio.

El Ámbito de Negociación con Sanidad está parado. ¿Cómo piensa reactivarlo en la próxima legislatura?

Seguiremos en la misma línea que hasta ahora. Lo que en realidad esperamos es que el nuevo Gobierno esté abierto al ámbito de la negociación colectiva. No puede cerrar la puerta al diálogo con los sindicatos, que son quienes están legitimados por la Constitución para la negociación de los convenios colectivos. Ésta es la mejor forma de alcanzar acuerdos en los que se produzca una colaboración para afrontar cuestiones tan importantes como la sanidad.

La importancia de los recursos humanos a la hora de prestar servicios a los ciudadanos, como son la sanidad, lo sociosanitario y la dependencia, es incuestionable. Hay que desarrollar estos trabajos desde el bienestar de los trabajadores, para que los realicen lo mejor posible, si están poco reconocidos o minusvalorados la calidad del servicio se resentirá y no creo que esto sea bueno nadie.

¿Son mejores las relaciones con un Ministerio de Sanidad del PSOE o del PP?

Las relaciones con el Ministerio de Sanidad, independientemente de quien esté al frente del mismo, deben ser fluidas y constantes en el tiempo trabajando el compromiso de la calidad en los servicios públicos.

Nosotros tenemos el compromiso de defender a los trabajadores, y esperamos que nuestros interlocutores en el gobierno entiendan que los trabajadores son la piedra angular en la prestación de estos servicios de los que hablamos. De ahí la importancia de reconocer el valor de su trabajo y manifestar este reconocimiento en las condiciones laborales y retributivas

¿Qué relación va a mantener con los profesionales de la sanidad privada los próximos años?

La misma que con el resto de los profesionales de la sanidad pública, entendiendo que mis funciones son mejorar las condiciones sociales, laborales y económicas de todos los trabajadores de la sanidad. Recordando que la Ley General de Sanidad en su artículo 90 determina la relación entre Administraciones publicas y la sanidad privada.

Usted lleva siendo sindicalista más de 30 años. ¿De qué manera se puede mejorar la sanidad del país con la actividad sindical?

Efectivamente son 30 años los que llevo afiliada a la UGT, pero hasta ahora no he ocupado puestos de responsabilidad dentro del sindicato. Desde mi trabajo y actividad sindical defiendo la justicia social y la pluralidad en el sistema sanitario público. Dicho de otra manera, creo en los ideales y en trabajar por ellos tanto desde una acción sindical como desde otros ámbitos, tal y como lo he venido haciendo hasta ahora.

He asumido este nuevo reto porque creo que la experiencia a lo largo de mi vida laboral puede aportar unas actuaciones sindicales adecuadas a los grandes problemas que han ido acumulando los trabajadores y trabajadoras de la sanidad durante años.

Entiendo que la UGT representa a la pluralidad de todos aquellos que trabajamos para una sanidad de mejor calidad. Que cada una de las categorías de profesionales tienen su función y, desarrollarla adecuadamente, es una responsabilidad de todos y cada uno para lograr un mejor funcionamiento de la sanidad.

Además de la actividad asistencial, ha estado muy ligada a la Bioética en Enfermería. ¿Qué importancia tiene este sector en España? ¿Considera que hay déficit de investigadores en el país?

Efectivamente he estado muy ligada a la bioética. Creo que no se le ha reconocido la importancia que merece. Los comités de ética son, en definitiva, comités de calidad, promueven la calidad de la asistencia. Y esto es así porque sitúan al paciente en el centro de la relación clínica, lo que hacen promoviendo el respeto a sus valores. Ellos, los pacientes, son lo importante, el desarrollo del conocimiento y de las tecnologías se realiza para dar una mejor respuesta a las necesidades en los cambios biológicos que se producen a lo largo de la vida, incluyendo las enfermedades.

El conocimiento y las tecnologías son aplicadas por las personas que trabajan en el ámbito sanitario y la forma en cómo lo hacen es decisiva para que la aplicación resulte adecuada. Las condiciones de cada persona también determinan qué aplicar, no solamente la accesibilidad a lo último en tecnología o conocimiento. La reflexión y la prudencia son imprescindibles, así como el respeto a la persona que necesita de nuestros conocimientos.

Creo que hay déficit de investigadores en bioética y en el resto de la investigación, dentro del sistema sanitario que es lo que mejor conocemos. El área de investigación es económicamente deficitaria, con un reparto económico bastante desigual en los proyectos y en las Comunidades. Algo que, desde mi secretaría, intentaremos solucionar mediante la negociación con la Administración.

¿Qué debe hacer España para que cese la fuga de investigadores en el país?

Es necesario asumir que la investigación es algo que da fruto a medio-largo plazo. Nuestros profesionales sanitarios son los mejores formados en todas las estadísticas que conocemos y, sin embargo, se van a otros países sin que nosotros aprovechemos la inversión que hemos realizado en su educación y en su formación. Generar conocimiento y gestionarlo adecuadamente en el ámbito de la sanidad es otro de los factores que permite mejorar la calidad de la misma.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.