21 de septiembre de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 21:30
Especialidades > Psiquiatría

Tener hermanos mayores acarrea conductas problemáticas en los pequeños

Un estudio de Dinamarca y EEUU sugiere que la llegada de un segundo bebé aumenta el tiempo de atención para el mayor

Los segundos hijos tienen más de posibilidades de tener dificultades con la ley.
Tener hermanos mayores acarrea conductas problemáticas en los pequeños
Víctor Goded
Domingo, 16 de julio de 2017, a las 11:10
Los niños que nacen en segundo lugar tienen entre el 20 y el 40 por ciento más de posibilidades de meterse en problemas en el colegio, incurrir en absentismo escolar o tener dificultades con la ley que los primogénitos, según un estudio del Massachusetts Institute of Technology (MIT).

“Los resultados me han sorprendido, pero hay que relativizarlo”, asegura la vicesecretaria de la Sociedad Española de Psiquiatría, Iria Grande, a Redacción Médica. “Hay muchos estudios sobre el orden de nacimiento, donde se extrapolan que este es clave para el inicio de una enfermedad psiquiátrica, el rendimiento escolar… hay que confirmarlo con otras muestras y ver si hay realmente fundamento a partir del cual nos tengamos que preocupar y adoptar pautas al respecto”.

Los investigadores hallaron, a partir de datos de Dinamarca y Florida, que los padres invierten más tiempo en los primeros hijos cuando estos tienen entre dos y cuatro años, lo que sugiere que la llegada de un segundo bebé aumenta el tiempo de atención para el mayor. Para la especialista se trata de “muestras muy grandes, sobre todo la de Florida. Hay que tener precaución con estos números, porque se ha analizado a partir de muestras de datos, no son pacientes a los que se les hayan realizado unos test. Las relaciones que se hacen entre las variables merecen unas interpretaciones muy cuidadosas”.

Otra de las dudas que le asalta a Iria Grande es que “hablan de entre un 20 y un 40 por ciento, con lo que hay mucha diferencia. Además, en el tema de delincuencia hay diversos conceptos que cambian según el país. En Dinamarca son más estrictos que en Estados Unidos. Engloban alteraciones que han presentado en la infancia, en los colegios… cuando hablan de delincuencia no se refieren estrictamente a actos vandálicos con consecuencias a nivel humano u otros aspectos graves”.

El estudio determina que las madres trabajan más y utilizan más las guarderías cuando los segundos hijos tienen entre 2 y 4 años en comparación con los primogénitos, que se acaban viendo beneficiados por la aparición en escena de sus hermanos pequeños. “Es el razonamiento que hacen los autores. Después de elaborar estudios siempre hay que argumentar los datos. En este caso, defienden que, con el segundo hijo, se alarga la baja maternal, un hecho del que se ‘aprovecharía’ el primero”.

“Este tipo de estudios tiene un impacto mediático importante porque relacionan unas variables con otras. Esto no quita que los resultados aportados sean interesantes y se tenga que continuar investigando en esta línea”.