Nueva ley del juego: ni un 'pero' de los psiquiatras al proyecto de Garzón

Los profesionales sanitarios piden sensibilización a los jóvenes e "información transparente" sobre la ludopatía

Celso Arango, presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría.
Nueva ley del juego: ni un 'pero' de los psiquiatras al proyecto de Garzón
mié 04 noviembre 2020. 17.50H
El Real Decreto de comunicaciones comerciales de las actividades de juego ya es oficial. Lo anunció este martes 3 de noviembre el ministro de Consumo, Alberto Garzón y esta mañana lo recoge el Boletín Oficial del Estado (BOE). En él se recogen medidas como multas y prohibición de la publicidad de las casas de apuestas en horario infantil, todas con el fin de acabar con la ludopatía. Una lacra que, como explica a Redacción Médica el presidente de la Sociedad Española de Psiquiatría, Celso Arango, no deja de aumentar. 

"Nos parece fenomenal que se regule y que se limite al máximo la publicidad", asegura Arango. "Nosotros vemos todos los días a gente que se ha arruinado por completo por los juegos. Por eso me parece genial que no haya pubicidad en horario escolar -que pasa a ser solo entre las 01.00 y las 05.00 horas- ni por parte de los ídolos de los niños". 

Ahora ya no se verán a futbolistas en el descanso animando a los espectadores a que jueguen. Una práctica que Arango tacha de "vergüenza" cuando lo están viendo los niños, y, sobre todo, cuando se asocia a una actividad deportiva algo que es la "antipromoción de la salud". "Y empiezan muy pronto con el juego porque están locos con el fútbol y no habia un jugador famoso que no anunciase las casas de apuestas, que son el primer paso de las ludopatías", añade. 

También pone de ejemplo lo que ocurre al comprar tabaco: en la cajetilla se muestra una imagen desagradable de lo que le puede ocurrir a la laringe. Pues lo mismo piden para el juego online, que haya "información transparente". Porque es el primer paso para acabar con un trastorno de adicción al juego. Y no ve mal que se hagan campañas más agresivas como ocurre, por ejemplo, con las de la DGT en televisión. 

El Real Decreto recoge también otras medidas como la prohibición de que se oferten promociones de captación de clientes, o bonos de bienvenida, muy criticados hasta ahora por los psiquiatras. Solo habrá bonificaciones a clientes que, de forma acumulada tengan una cuenta de juego abierta durante al menos un mes, hayan sido verificados documentalmente o hayan realizado un mínimo de tres depósitos, y con un límite de 100 euros. 

Un problema que crece 


Arango también ve muy importante que se destine parte de lo recaudado a la prevención de las ludopatías, igual que se hizo con el consumo de sustancias con el Plan Nacional sobre Drogas. Justo un mes antes de que comenzase la pandemia del coronavirus Covid-19, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunciaba que iba a abrir un gran centro asistencial para la prevención de estos trastornos en jóvenes. Iba a ser en el Hospital General Universitario Gregorio Marañón, pero tuvo que pararse.

"Cada vez vemos más gente con este problema y más jóvenes. Muchos tienen trastornos mentales graves. Es muy triste, porque te viene los familiares y nos aseguran que igual entienden otros problemas, como las voces, la discapacidad o las obsesiones. Pero esto se les escapa de las manos, porque sus hijos les quitan el teléfono móvil o el carnet de identidad y el dinero que han ahorrado en 10 años se lo gastan en un fin de semana", asegura

"Es gente de muy poco estatus socioeconómico, que tiene un familiar con un trastorno mental grave, que ya supone gran cantidad de dinero, y que sin ninguna culpa, porque es una adicción, les ha arruinado, debiendo al banco una cantidad que nunca van a poder pagar. Son desgracias familiares", concluye. 

Los pediatras piden sensibilización 


También Jesús García Pérez, vocal del Grupo de Vacunas (Vacap) de la Sociedad Española de Pediatria Extrahospitalaria y Atencion Primaria (Sepeap), ve bien en términos generales el nuevo real decreto. Pero pide más sensibilización. 

"En cuanto a la protección de menores y de sectores vulnerables, todos los operadores serios y responsables deberían utilizar sistemas y herramientas en sus páginas web que ayuden en la detección y control de los niños, niñas y adolescentes con posibilidades de desarrollar problemas con el juego. Estas herramientas incluyen límites de depósito y pérdidas, exclusión de productos, temporizadores, autoexclusión, preguntas de autoevaluación e información sobre organizaciones de ayuda", explica.

Al igual que Arango, considera que "se debería requerir una 'donación' de un porcentaje de beneficios a favor de una organización nacional de lucha contra la adicción del juego para ayudar en la financiación de sus servicios a los sectores vulnerables de la sociedad". "Además, muchos operadores, como parte de sus programas de responsabilidad contribuirían a la investigación del juego responsable. El operador y el regulador deberian tener las herramientas jurídicas y técnicas para detectar conductas anómalas de sus clientes a partir del momento en que cada cliente se registra en el sitio web. Es importante el establecimiento de mecanismos adecuados que monitoricen las operaciones y los grupos de riesgo", indica. 
 
"También serían importantes medidas anti fraude y los sistemas de certificación y homologación de equipos y de software, los requisitos de concesión de las licencias y el control del juego transfronterizo. En este sentido, las leyes tienen numerosos vacíos legales y su aplicación puede resultar problemática e ineficaz", añade. 
 
Asimismo considera que "tanto los poderes públicos como la misma industria del juego deben considerar y concretar el desarrollo de planes integrales de juego responsable que garanticen un modelo de juego seguro y controlado". 
 
"Finalmente estas medidas aprobadas es un primer paso pero creo que además no debemos olvidar que las intervenciones en las familias y la escuela deben estar dirigidas entre otras funciones, a fortalecer a los menores entrenándoles a responder ante las amenazas o situaciones que precipitan la conducta de riesgo", concluye. 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.